Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UPC, UPF y URV, primeras universidades catalanas en adherirse al Pacte pel Referèndum

Las privadas URL, UIC y UAO CEU descartan sumarse al pacto
La Universitat Politècnica de Catalunya (UPC), la Universitat Pompeu Fabra (UPF), en Barcelona, y la Universitat Rovira i Virgili (URV) de Tarragona se han convertido en las tres primeras universidades catalanas en adherirse al Pacte Nacional pel Referèndum (PNR), después de que sus organizadores animaran a las universidades públicas catalanas a sumarse, han explicado los centros a Europa Press.
La UPC fue la primera en adherirse al citado pacto, que pide un referéndum pactado con el Estado, y lo hizo el pasado 23 de mayo durante la celebración del Consejo de Gobierno ordinario, mientras que la UPF se sumó al pacto tras una votación el pasado miércoles.
La universidad tarraconense aprobó la adhesión en un claustro el jueves en que se votó a favor de defender el pacto con un 74% de votos a favor, el 19% en contra y un 7% en blanco.
El resto de universidades públicas catalanas, la de Barcelona (UB), la Autònoma de Barcelona (UAB), la de Girona (UdG), la de Lleida (UdG) --votará la moción en el próximo consejo a petición de un grupo de profesores-- y la Oberta de Catalunya (UOC) no se han unido a esta demanda por el momento, si bien ninguna de las tres descarta hacerlo en próximas reuniones del consejo de gobierno o claustro.
En el caso de la UB, el jefe de Gabinete del Rectorado, Ernest Pons, ha explicado que esta cuestión no se encuentra, por ahora, en la orden del día del próximo consejo de gobierno que tendrá lugar a mediados de junio y que tiene como tema estrella el presupuesto del centro.
"Si hay miembros de la universidad que lo piden, el tema se debatirá en reuniones del consejo de gobierno o el claustro", teniendo en cuenta que cada mes se celebran consejos de gobierno y el claustro se convocará para julio, ha explicado a Europa Press.
GOVERN Y COMUNIDAD UNIVERSITARIA
El secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat, Arcadi Navarro, ha defendido en declaraciones a Europa Press: "La mayoría de la comunidad universitaria y el Govern estamos en la misma línea en este sentido".
"Evidentemente digo la mayoría de la comunidad universitaria, también hay alumnos, profesores y cargos de las universidades que no son nada independentistas y algunos no quieren un referéndum ni que sea pactado: Existe esta diversidad, la misma que hay en el país", ha sostenido.
TODAS POR EL DERECHO A DECIDIR
Todas las universidades públicas catalanas se habían adherido anteriormente al Pacte Nacional pel Dret a Decidir a través de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (Acup), y en una reunión reciente del Consell Interuniversitari de Catalunya (CIC) se habló de esta cuestión, y se decidió que fuera cada centro el que votara una moción.
Las universidades privadas Ramon Llull (URL), la Internacional de Catalunya (UIC) y la Abat Oliba CEU (UAO CEU) han descartado llevar una moción de estas características al seno de sus órganos de gobierno, han explicado a Europa Press.
"DIVERSIDAD DE OPINIONES"
"No creemos que la universidad, institucionalmente hablando, deba adherirse al PNR por el simple motivo que toda la universidad está compuesta por una comunidad muy amplia de personas --en nuestro caso más de 22.000-- que tienen diversidad de opiniones y porque debe estar al servicio de lo que la sociedad decida", ha dicho la URL.
El rector de la UIC, Xavier Gil, ha dicho a Europa Press no poder hablar en nombre de toda la universidad, y ha descartado posicionarse sobre un "tema de pensamiento político libre", y ha defendido que su universidad no tiene una misión política, sino académica.
Desde la UAO CEU, fuentes del centro han explicado que la universidad no quiere inmiscuirse en una "cuestión política", y han dicho que no se prevé votar ninguna moción al respecto.