Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UME despeja de nieve las autovías A-3 y A-31 y continúa en la zona ayudando en poblaciones afectadas

Los más de 200 efectivos que la Unidad Militar de Emergencias (UME) desplegó ayer para ayudar a los conductores atrapados por la nieve en la A-3 y la A-31 han despejado ya estas dos autovías, pero de momento continúan en la zona ayudando en otros lugares afectados por el temporal.
Según ha informado a Europa Press un portavoz de la unidad, los 122 militares desplegados en la A-31 a la altura de Almansa (Albacete) y los 91 de la A-3 entre Buñol y Requena (Valencia) han estado trabajando toda la noche para retirar la nieve que en las últimas horas de ayer atrapó a centenares de vehículos.
Y además de retirar la nieve para que los coches pudieran circular de nuevo, los militares de la UME, que se han desplazado desde la base de Torrejón de Ardoz (Madrid), han atendido a las personas que estaban atrapadas allí llevándoles mantas, agua y comida.
Después de trabajar toda la noche en estas dos autovías, los vehículos ya pueden circular por ellas. Los efectivos que han estado en la A-31 se han desplazado después a Almansa, donde el temporal de nieve también ha afectado a muchos vecinos.
Allí, los militares están despejando algunos accesos de la localidad hacia la A-31 para facilitar la salida de vehículos. También están atendiendo algunas necesidades más específicas de personas que han necesitado atención sanitaria.