Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 28 dan luz verde a la adhesión de la UE a la Convención de Estambul para combatir la violencia doméstica

Los Gobiernos europeos han dado luz verde a la firma por parte de la Unión Europea de la Convención de Estambul del Consejo de Europea para prevenir y combatir la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, allanando así el camino para su adhesión al tratado internacional.
Todos los Estados miembro ya han firmado la Convención, que prevé medidas para prevenir la violencia contra las mujeres, proteger a las víctimas y juzgar a los agresores, pero ahora han dado el primer paso para que la Unión Europea como bloque se sume también al Tratado internacional.
Ello reforzará el marco legal existente, así como la capacidad de la UE para actuar en los foros internacionales como el grupo de expertos del Consejo de Europa sobre Acción frente a la Violencia contra Mujeres y Violencia Doméstica (GREVIO, por sus siglas en inglés). También garantizará la complementariedad con los Estados miembro para combatir la violencia contra las mujeres en los países de la Unión Europea.
"Con la adhesión a la Convención de Estambul, la UE reafirma su papel de liderazgo para acabar con la violencia contra las mujeres y atajar todas las formas de discriminación basadas en el género", ha asegurado la ministra de Diálogo Social, Consumo y Libertades Civiles maltesa, Helena Dalli, cuyo país ejerce la presidencia de turno de la Unión.
Dalli ha recordado que "la violencia contra las mujeres es una violación de los Derechos Humanos y una forma extrema de discriminación" tal y como reconoce la Convención de Estambul que entró en vigor en agosto de 2014 y ha considerado que la adhesión de la UE al tratado internacional "tendrá un efecto positivo" para las personas "vulnerables" a la violencia de género.
Una de cada tres mujeres en la UE ha sido víctima de la violencia sexual o física desde los 15 años y una de cada 20 ha sido violada, mientras que el 55% han experimentado acoso sexual, según datos que manera el Consejo. Además, una de cada tres mujeres ha sufrido abusos físicos de su pareja.
La autorización por los Veintiocho a la firma supone el primer paso para la adhesión de la UE a la convención, que todavía requerirá una decisión formal de los Veintiocho para concluir el proceso de adhesión tras la firma oficial y el consentimiento de la Eurocámara.