Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos menores heridos después de que su madre les tirara por la ventana

Dos menores, de 10 años y 18 meses, han resultado heridos en la localidad toledana de Recas después de que su madre, una mujer de 33 años, les haya tirado por la ventana desde un primer piso. Los dos menores permanecen estables en la UVI pediátrica del hospital Virgen de la Salud de Toledo. La madre, que también se tiró por la ventana resultando herida, ha sido detenida. Una tercera hija de la mujer fue la encargada de dar la voz de alarma de lo que había ocurrido.

Según informa un comunicado colgado en la página web de Ayuntamiento de Recas, el alcalde y el secretario municipal estaban ultimando los preparativos del pleno cuando se presentó una menor en el consistorio denunciando lo que estaba ocurriendo en su casa. Inmediantamente el ayuntamiento avisó a los servicios de emergencia que se presentaron en la vivienda situada en la calle Camino Bajo Los Nuevos del municipio.
Al parecer la madre, de 33 años, habría lanzado a dos de sus hijos, de 10 años y 18 meses, por la ventana de su vivenda, para después lanzarse ella también.
Los menores sufrieron traumatismo en la cara y uno de ellos en la rodilla y fueron trasladados al Hospital Virgen de la Salud de Toledo. La madre también fue traslada a este centro hospitalario, después de ser reducida por la Guardia Civil.
Los pequeños están estables en la UVI pediátrica del hospital Virgen de la Salud de Toledo, según han confirmado a Europa Press, fuentes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, quienes también han informado de que la madre ha sido derivada al Hospital Provincial de Toledo por una fractura, donde permanece ingresada y detenida.
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron la Guardia Civil, un médico de Urgencias, una UVI y dos ambulancias. También se desplazaron hasta allí los bomberos, aunque finalmente no fue necesaria su intervención.
La menor que avisó de los hechos, hija de la mujer, ha quedado a cargo de los servicios sociales.