Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teniente Coronel Díez: "El yihadismo es una amenaza trasnacional que no reconoce fronteras"

El mejor "antídoto" para evitar la radicalización y la violencia en los países africanos, "la seguridad, el desarrollo y el buen gobierno"
El teniente coronel del Ejército de Tierra Jesús Díez Alcalde ha señalado que "el yihadismo, allí donde se genere y expanda, es una amenaza trasnacional, que no conoce fronteras y puede atentar en cualquier territorio, como lamentablemente estamos sufriendo en Europa".
Estas declaraciones las ha realizado con motivo de su participación en el 'XII Curso internacional sobre Terrorismo Yihadista: contención y expansión de la amenaza', que se celebra dentro del programa de la XV Edición de los Cursos de Verano de la Universidad Pablo de Olavide en Carmona (Sevilla) y que concluye este miércoles.
España es puente de unión entre el norte de África y Europa. Con esta particularidad, las Fuerzas Armadas, entre otras instituciones estatales, cooperan con las autoridades de los países africanos.
Por ese motivo, en el caso del Sahel, "su cercanía con Europa y España, la indispensable conexión y relación entre Europa y África, e incluso la dependencia mutua en mucho ámbitos, hacen que la seguridad en ambas orillas del Mediterráneo --y también el desarrollo-- estén inexorablemente unidos", ha añadido Díez.
En este sentido, el militar ha añadido que, en la actualidad, África es el epicentro de la cooperación de la Unión Europea y esta debe ser "cada vez más integral", así como colaborar en distintos ámbitos para eliminar las condiciones que alientan la radicalización y el terrorismo yihadista.
Las medidas de seguridad son necesarias porque son la primera respuesta para evitar que los yihadistas sigan masacrando a la población, pero al mismo tiempo hay que alentar a los gobiernos africanos a que promuevan el desarrollo y aseguren la buena gobernanza de sus poblaciones".
Díez ha asegurado, además, que el mayor contribuyente a las misiones militares de la Unión Europea en África es España, participando en todas ellas, desde la primera operación en República Democrática del Congo (Operación Artemis) en 2003. Así, cree que "no es posible garantizar la seguridad de la Unión Europea si en el inmediato sur del continente la seguridad y la estabilidad están totalmente ausentes". Y es que, como apunta, "muchos espacios de inestabilidad y mal gobierno están siendo copados por el yihadismo, que es una amenaza mundial más allá de dónde se genere y expanda".
Los países africanos donde el yihadismo representa una mayor amenaza, según Díez, son Libia, Mali, Nigeria y Somalia, ya que "son los epicentros de los grupos yihadistas más consolidados de África". Si bien, la amenaza trasnacional como es el yihadismo no se circunscribe a unas determinadas fronteras nacionales. Por el contrario, "se expande y atenta en los países limítrofes, por la región y también tiene repercusiones claras fuera del continente africano", añade.
La problemática yihadista, unida a los conflictos armados y el crimen organizado, se convierten en África "en un círculo vicioso, en el que hay que actuar contra estas tres amenazas al mismo tiempo, hacerlo desde los respectivos gobiernos --como primeros responsables-- a través de la seguridad, desarrollo y buen gobierno; con acuerdos regionales, pues las amenazas atraviesan fronteras porosas y sin apenas control; y con la colaboración internacional, que será imprescindible durante mucho tiempo", subraya.
El experto ha indicado que España "no es más objetivo terrorista que otros países europeos, aunque siempre aparezca, como la absurda pretensión de recuperar Al Andalus como parte de la Umma, en la maléfica propaganda yihadista". "Más allá de calibrar o comparar el nivel de amenaza que vive España con otros países, lo importante es concienciarse de que hay que colaborar con los países donde se expande y se esconden los yihadistas porque esa es la mejor forma de garantizar la seguridad", concluye.