Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Una ola de frío polar congelará la Península y Baleares

Vitoriatelecinco.es

La ola de frío con viento muy seco que llega "desde latitudes polares" ya se está dejando notar y afectará a la Península y Baleares hasta el martes, según la Agencia Estatal de Meteorología. Por ello se esperan heladas generalizadas en prácticamente todo el interior peninsular y, ocasionalmente, en zonas de costa, sobre todo en el litoral cantábrico oriental.

El portavoz de la AEMET, Ángel Alcázar, ha explicado a Europa Press que el primer día de la ola de frío será el miércoles, ya que hasta últimas horas de este martes la circulación atmosférica es de norte y el aire llega del oeste, por lo que no es tan frío como será a partir de las próximas horas.
Así, ha explicado que la ola de frío llegará desde el nordeste, desde latitudes polares y tendrá un recorrido más seco, de carácter continental, cuyos procesos de enfriamiento son más eficaces. Además, ha añadido que este frío estará acompañado de viento muy frío y seco, por lo que la sensación térmica será aún de temperaturas más bajas.
La ola entrará por el norte de la Península, donde llegará viento de componente este y esta noche se alcanzarán temperaturas mínimas más bajas que las que se registraron durante la madrugada de este martes. Las temperaturas durante la próxima madrugada pasarán de -6 grados centígrados a La Rioja; -3 grados centígrados en Pamplona y Soria; -2 grados centígrados en Teruel; 2 grados positivos en San Sebastián y 3 grados en Madrid.
Esta situación se debe al hecho de que el anticiclón atlántico se extenderá por el norte de Europa a la par que un amplio centro de bajas presiones se situará sobre el Mediterráneo. La posición relativa de ambas estructuras canalizará la masa de aire desde el este del continente europeo hacia España.
De este modo, las heladas serán generalizadas en prácticamente todo el interior peninsular y, ocasionalmente, en zonas de costa, sobre todo en el litoral cantábrico oriental; también se esperan heladas en zonas de Mallorca y Menorca. Se prevén temperaturas mínimas por debajo de -10 ºC en zonas de montaña y por debajo de -5 ºC en amplias zonas de las mitades norte y este peninsulares.
En concreto, el miércoles, las temperaturas máximas estarán por debajo de cinco en muchas capitales e incluso se espera que hiele en San Sebastián, algo que, según Alcázar, "ha ocurrido alguna vez pero no es frecuente" y que sucederá porque "es una ola de frío bastante persistente".
Nieve al nivel del mar
Además, se esperan precipitaciones fuertes o persistentes en el área cantábrica y serán de nieve en la mayor parte de las zonas porque la cota estará muy baja. Así, al principio del día nevará a partir de 100 o 200 metros de altura y al final del día al nivel del mar en el Cantábrico oriental y zonas costeras de Cataluña.
Por ejemplo, ha dicho que en Gerona es probable que lleguen a -2 ºC de mínima y unos 6 grados de máxima; en Barcelona 4 grados de máxima; en Sabadell, una mínima de -2 grados centígrados. "Podremos tener temperaturas muy bajas en sitios no acostumbrados, como San Sebastián", ha insistido.
Mientras, los termómetros bajarán a -7 grados centígrados en Soria durante la noche y la máxima se quedará en -2 o -3 grados centígrados. En Teruel, también podrán llegar a -7 grados centígrados y a una máximas de apenas 2 grados centígrados; en Albacete, -2 grados centígrados y 5 grados centígrados de máxima.
En definitiva, ha dicho que quedará al margen el suroeste, donde notarán un descenso térmico pero no tan acusado. En Sevilla se alcanzará una máxima de 12 grados centígrados y una mínima de 3 grados centígrados.
El jueves estará cubierto con muchas nubes en el área cantábrica y llega un frente no muy activo, por lo que el episodio estará acompañado de tormentas y chubascos. Estos serán localmente fuertes en Baleares y en muchos casos serán de nieve ya que la cota se situará entre el nivel del mar y 200 metros de altura en Cantábrico y Baleares y entre 200 y 400 metros en el tercio norte.
Las temperaturas nocturnas seguirán cayendo el jueves, por lo que las heladas serán "importantes" en toda la Península, como en los dos bordes montañosos de la meseta norte y en zonas de la Ibérica, donde podrán alcanzar a -10 grados.
"En Madrid hará mucho frío aunque el jueves no se espera nieve en la capital ya que ese día las precipitaciones serán escasas", ha comentado.
Ese día seguirá nevando en la mitad norte, sobre todo en el área cantábrica y Baleares y se verá nieve en las playas de Cataluña y el Cantábrico oriental.
Finalmente, ha indicado que el domingo la situación puede evolucionar por dos vías por lo que las posibilidades están abiertas, pero "hay cierta probabilidad de que el episodio continúe", al menos hasta el martes.