Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tejerina: "En este país no hay recalificaciones por incendios ni incendios para la recalificación"

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), Isabel García Tejerina, ha rechazado el "mito" de que en España se realicen recalificaciones de superficies quemadas a causa de incendios, de acuerdo a la Ley de Montes de 2015, que regula la modificación del tipo de uso de suelo incendiado antes de 30 años si es "por razones imperiosas de interés público de primer orden".
"En este país no hay recalificaciones por incendios ni incendios para la recalificación", ha asegurado en un desayuno informativo de El Economista la ministra, que también ha negado que haya que modificar "ninguna política de recalificaciones" porque la afirmación de que los incendios se provocan para recalificar terrenos es un "falso tópico" de España.
En este sentido, Tejerina ha recordado que el 95% de los incendios que se producen en España son por el factor humano y que la mitad son intencionados, pero ha añadido que eso no quiere decir que se provoquen para que haya una recalificación del terreno, ya que ha incidido en que se necesitan 30 años para que esto sea así, aunque haya "excepciones", como es que el terreno sea considerado de interés público.
Según ha indicado la titular de Medio Ambiente, el 55% de la superficie en España es superficie forestal, pero "no necesariamente arbolada", conceptos que se tienden a "confundir". Según ha añadido Tejerina, la superficie arbolada alcanza los 18 millones de hectáreas en España y "crece", al contrario de lo que se suele pensar, lo que sitúa a España en tercera posición de la Unión Europea.
Asimismo, ha recordado que la Ley de Montes se modificó para "facilitar la gestión de los montes" porque, según ha asegurado, "un monte que está gestionado es un monte que está cuidado" y eso aporta "riqueza" al medio rural.