Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tras 17 años, un médico descubre que sus problemas los causaba un tumor cerebral

Emma Seasman, la mujer que tuvo un cáncer cerebral durante 17 años sin que los médicos se lo encontrarantelecinco.es

Una mujer ha sufrido daños cerebrales tras permanecer 17 años con un tumor en la cabeza, tiempo que tardaron los médicos en descubrir qué problema tenía la paciente. Emma Seasman comenzó a mostrar síntomas cuando era adolescente, pero los expertos médicos pensaban que eran causados por otros problemas que tenía.

Emma, inglesa de 38 años, decidió visitar a un médico tras ver que los síntomas empeoraban. Fue en ese momento cuando el especialista se dio cuenta de que algo no estaba bien y decidió realizarle varias pruebas a la mujer. Esas pruebas desvelaron el problema: un tumor cerebral.
“Empecé a tener problemas de comportamiento a los 12 años, pero los médicos consideraron que eran cosas de adolescente. Además mi capacidad de aprendizaje habría disminuido, pasé de ser una alumna brillante en la escuela de primaria a perder toda mi capacidad de concentración”, relata Emma en declaraciones a ‘Mirror’.
A los 16 años, la por aquel entonces adolescente fue diagnosticada de depresión, pero todo empeoró aún más ya que su comportamiento comenzó a estar fuera de control. “Estuve un tiempo sin hogar porque no me controlaba y era muy agresiva”.
Además, a los 23 años murió su hermano, hecho que coincidió con un empeoramiento de su enfermedad, por lo que los médicos le diagnosticaron trastorno bipolar. Con los años siguió estando peor, llegando a tener alucinaciones, ataques de pánico extremos y constantes déjà vu.
Finalmente los médicos pudieron diagnosticar el verdadero problema que sufría Emma, un tumor epidermoide intracraneal. La cirugía para extirparlo dejó a la mujer con varios problemas, aunque actualmente tiene dos hijos y trabajar en un colectivo que apoya a las personas con problemas neurológicos ayudando a otras personas.