Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Talones agrietados? ¿Codos y rodillas ásperos? ¡¡Azúcar!!

¿Talones agrietados? ¿Codos y rodillas ásperos? ¡¡Azúcar!!telecinco.es

Talones agrietados y codos y rodillas extremadamente resecos se convierten en verano en un problema antiestético que podemos evitar. Toma nota de estas sencillas mascarillas a base de azúcar que harán que tu piel luzca suave y con buen aspecto.

Según recoge el portal Mejorconsalud.com, hay dos mascarillas que debes tener muy en cuenta en estas fechas. Son soluciones eficaces y rápidas y están compuestas de ingredientes fáciles de conseguir.
Talones agrietados
La excesiva sequedad en los pies en verano y la exposición del pie desnudo a diversas superficies pueden ocasionar, a veces, un agrietamiento que podría derivar en algunas infecciones. El azúcar, gracias a sus efectos suavizantes y exfoliantes, ayuda a eliminar la piel muerta y les da un aspecto saludable.
Para realizar la mascarilla contra talones agrietados solo se necesita mezclar 3 cucharadas de azúcar gruesa (36 g) y 5 cucharadas de miel de abejas (125 g). Se derrite el azúcar al baño María y se agregan las cucharadas de miel. Se remueve la mezcla con un utensilio de madera, se deja que repose y cuando la temperatura sea adecuada se extiende en la piel durante 20 minutos y se retira con agua tibia. Tres veces a la semana sería suficiente para conseguir tu objetivo.

Codos y rodillas ásperos
Además de azúcar también emplearemos, para suavizar la piel de codos y rodillas, el aceite de coco. Conseguiremos así una combinacion perfecta de efectos exfoliantes con acción hidratante.
Las proporciones de la mezcla serán las siguientes: 2 cucharadas de azúcar gruesa (24 g) y 2 cucharadas de aceite de coco orgánico (30 g). Incorporamos los dos ingredientes en un recipiente y removemos hasta conseguir una pasta espesa. Se aplica una capa abundante del producto en la zona a tratar y se realiza  entonces suaves masajes circulares. Esperamos 20 minutos y retiramos. Repite la operación dos veces a la semana.