Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"La mayoría de modelos cumplen los criterios de índice de masa corporal para la anorexia"

Una revista afirma que la diferencia entre las mujeres reales y las modelos es demasiado grande en la actualidad

Una revista dedicada a la moda para tallas grandes ha creado una polémica al afirmar que la mayoría de modelos de pasarela cumplen los criterios de masa corporal que se corresponden con la anorexia.
Con una imagen de una modelo de tallas grandes abrazada a una modelo esquelética de ‘talla habitual’, PLUS Model Magazine señala que su objetivo es alentar a los compradores de tallas grandes para que presionen a los minoristas para que les atiendan mejor y dejen de promocionar un ideal de belleza extremadamente delgado, informa Dailymail.co.uk.
En los rótulos que acompañan a las imágenes de la modelo de 28 años, Katya Zharkova, de la talla 42, se puede leer: “Hace 20 años una modelo pesaba de media un 8 por ciento menos que la mujer normal. Hoy en día pesa un 23 por ciento menos”. En otro se señala que “la mayoría de las modelos de tallas grandes en las agencias están entre la talla 36 y la 44, mientras los consumidores siguen expresando su insatisfacción”.
En este sentido agrega que “el 50 por ciento de las mujeres visten una talla 14 o más grande, pero la mayoría de tiendas sólo atienden a las tallas 44 o menores”.
En el editorial de la revista, la redactora jefe, Madeline Figueroa-Jones, explica que el tema de la revista es una respuesta a la moda y a la industria de la belleza que continua endosando un ideal esquelético que no siempre es sano y aleja a un gran porcentaje del mercado.
Figueroa-Jones indica que “somos bombardeadas con anuncios para perder peso todos los días, múltiples veces al día porque una industria multimillonaria que se alimenta del miedo a estar gordo. No todo el mundo quiere ser flaco, nuestros cuerpos son hermosos y no estamos hablando sobre la salud porque no todas las personas delgadas están sanas”.
Añade que los consumidores ya no se identifican con esas modelos y agrega que la disparidad entre las mujeres reales y las de las portadas es demasiado grande, asegura.