Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suspenden el tráfico de mercancías por la frontera de Ceuta para dedicar los medios policiales a la presión migratoria

La Delegación del Gobierno en Ceuta ha decidido "de manera coordinada" con las autoridades marroquíes suspender hasta el próximo jueves el tránsito de mercancías en vehículos o a pie por la frontera del Tarajal para dedicar todos los medios policiales disponibles en la ciudad autónoma a contener la presión migratoria que sufre desde principios de mes, agudizada desde la madrugada de este lunes con "incesantes" intentos de salto en grupo del vallado fronterizo por hasta mil indocumentados.
Según ha informado la Delegación en un comunicado cerca de la medianoche de este miércoles, la decisión viene motivada por "la necesidad de priorizar los esfuerzos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para impedir los incesantes intentos de entrada irregular por parte de inmigrantes subsaharianos".
Un grupo de 73 migrantes logró superar la noche del 1 de agosto el vallado fronterizo por la zona de Finca Berrocal, en el centro de sus 8,2 kilómetros de longitud. Los intentos infructuosos por ese mismo área, parcialmente 'ciega' para las cámaras térmicas y los dispositivos de vigilancia de la Guardia Civil, se repitieron a diario hasta que, la madrugada de este lunes, cuando los antidisturbios de la Benemérita esperaban un nuevo intento por ese tramo, 187 indocumentados atravesaron a la carrera el paso fronterizo del Tarajal, donde solo había una decena de agentes absolutamente desbordados.
Durante la noche de este martes las Fuerzas de Seguridad marroquíes y el Instituto Armado contuvieron a los 200 migrantes que, de un grupo inicialmente formado por mil, llegaron hasta la valla "con piedras, lanzas, varillas y palos" sin lograr romperla para atravesar la barrera fronteriza. Tres guardias civiles resultaron heridos.
A lo largo de la tarde se ha tenido conocimiento de nuevas aproximaciones de indocumentados asentados en los bosques, ciudades y poblados marroquíes que rodean Ceuta, por lo que las Fuerzas de Seguridad permanecen en "constante alerta", según han indicado fuentes policiales.
El Ministerio del Interior mantiene en Ceuta desde febrero entre cuatro y cinco módulos de refuerzo adicional de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, de 80 a 100 efectivos en total, que habitualmente se dedican tanto a la vigilancia del vallado como a ordenar el flujo de miles de marroquíes que cada día accede a la ciudad de lunes a jueves para regresar a su país con todo tipo de mercancías, tanto a pie por el paso peatonal del 'Tarajal II' como en vehículos por la frontera generando colapsos continuos.
La activista Helena Maleno, del Colectivo 'Ca-Minando Fronteras', ha explicado durante las últimas horas en sus redes sociales que Marruecos ha desplegado sus fuerzas antidisturbios en el entorno de Ceuta y ha detenido a unas 120 personas de origen subsahariano cuando se dirigían hacia el Tarajal.