Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un sacerdote evita un suicidio en Madrid

Lo que no habrían podido evitar las mamparas del viaducto de la calle Segovia de Madrid, lo ha logrado un novato sacerdote. Con su dialógo ha convencido a un hombre para que desistiera en su intento de suicidarse.

Los argumentos del cura, que apenas lleva diez días ejerciendo como tal, y la colaboración de otros dos viandantes, han servido para que un ciudadano no se lanzara al vacío desde el viaducto de la calle Segovia en Madrid.
El puente, lugar frecuente para este tipo de sucesos, lleva desde el 98 protegido por unas mamparas de cristal para evitar los suicidios. 
Este héroe anónimo ha llegado a rezar y ha darle la extremaunción en unos momentos en los que parecía que la deseperación del suicida le iba a llevar a ejecutar su plan.
La llegada de la policía en el momento más comprometido ha sido también fundamental para evitar la desgracia. En ese momento, tanto el sacerdote como los otros colaboradores había saltado la mamàra en un intento desesperado de asir al suicida.
Una vez salvado, el Samur lo ha trasladado hasta un centro hospitalario.