Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La población de El Hierro puede estar tranquila

Dos barcos analizarán la evolución eruptiva en El Hierro

El responsable de difusión científica del Instituto Vulcanológico de Canarias, David Calvo, ha explicado que la población desalojada por la erupciones volcánicas puede estar tranquila "porque los movimientos actuales significan que el sistema está liberando presión". Sin embargo, ha recordado que "no por ello se debe bajar la guardia porque es un proceso que puede prolongarse en el tiempo". Ayer aparecieron dos manchas de lava a poca profundidad y cerca de la costa de la isla canaria.
David Calvo en declaraciones a Radio Nacional ha aclarado que "una vez que el sistema comienza el proceso, no está fuera de control", en relación al estudio de los movimientos. "Parece que ha encontrado una fractura y es cuestión de pensar o calibrar saber si puede propagarse a la zona costera", ha dicho.
Calvo ha recordado que en Canarias "son habituales las erupciones fisurales, en las que se pueden abrir fracturas de varios kilómetros".
Asimismo, ha apuntado la posibilidad de que se registren nuevas erupciones. "El magma tiene un columna encima de 500 metros de agua lo que ejerce una presión bastante importante y hace que pueda buscar zonas con una presión menor, por eso no hay que descartarlo", ha explicado.
En última instancia ha calculado que "los vecinos desalojados volverán, según la evolución del fenómeno, en las próximas 24 horas o 48 horas".
Por su parte, el director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño ha detallado en declaraciones a Cadena Ser recogidas por Europa Press que "en caso de que se produjeran fenómenos en tierra se vería algo de humo pero poco más porque realmente suelen ser focos pequeños ya que no existen volcanes ni caldera volcánica, por lo que no hay motivos de temor en absoluto".
Asimismo, ha explicado que "cuando hay erupciones de este tipo en las que no hay un volcán bien definido suele haber varias aperturas de boca" y ha apuntado la posibilidad de que se pueda calmar si "la lava va subiendo y con su enfriamiento tapona ella misma la salida".
Además, se ha confirmado que se han producido dos erupciones submarinas al sur de La Restinga detectadas por una embarcación de Salvamento Marítimo. Se han detectado dos manchas en el mar con un fuerte olor a azufre y peces muertos. La priemra de ellas se localiza a dos millas y 750 metros de profundidad y la otra a 1,5 millas y 500 metros al sureste.
Por su parte, el Instituto Geográfico Nacional (IGN) registró este miércoles cinco sismos de baja intensidad, siendo el de mayor magnitud de 2,4 grados en la escala de Richter, y después de que el martes se elevase a rojo el semáforo de riesgo volcánico en la zona de La Restinga.
La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha informado este jueves de que finalmente gestiona que dos embarcaciones se desplacen a El Hierro para colaborar con las investigaciones submarinas del proceso eruptivo que se registra en la isla.
Un buque del Instituto de Ciencias del Mar, dependiente del Ejecutivo regional, se desplazará a la isla para colaborar en tareas como la recogida de muestras de aguas o realizar fotografías, según han detallado fuentes de la Dirección a Europa Press. "Se está gestionando", han indicado.
De igual forma se ha solicitado a la Delegación del Gobierno en Canarias formalmente que se desplace al archipiélago una embarcación del Instituto Nacional de Oceanografía, que dispone de medios más específicos para tareas de observación submarina. Este buque tardará más tiempo en llegar a El Hierro.
La situación continúa estable en la isla de El Hierro y así el Instituto Geográfico Nacional ha registrado este jueves ocho sismos de baja intensidad. Así los movimientos han oscilado entre los 1,6 grados de magnitud en la escala de Richter y los 2,1 grados.
Los dos de mayor intensidad se detectaron a las 07.58 horas y las 03.04 horas. Tres de los ocho se registraron en Frontera, mientras que el resto se sucedieron en El Pinar.