Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Con 22 meses sufre 30 mordiscos en la guardería

Denuncian la agersión de una niña de 22 meses en la guarderíacuatro.com

La Consejería de educación "garantiza" que no volverá a pasar

La hija de José Manuel Ortiz, de 22 meses, recibió hasta 30 mordiscos en la guardería. Sus padres han denunciado los hechos porque consideran que tal agresión demuestra que la pequeña estuvo desatendida. La Consejería de Educación en Elche, de la que depende la escuela infantil, investiga lo sucedido y "garantiza" que no volverá a ocurrir.
Mientras la niña estaba en la guardería fue mordida al menos hasta 30 veces por un compañero. Los padres han presentado la pertinente denuncia ante la policía, según publica el diario La información.
Además de la mordeduras, la familia asegura que la niña fue golpeada en el patio por lo que entienden que la niña estuvo un tiempo sin vigilancia alguna. El padre cree que la niña recibió algún golpe en la cabeza por lo que pudo quedar inconsciente y algún compañero aprovechó para morderla.
El parte médico de urgencias recoge que la niña tenía eritemas, erosiones lineales y hematomas múltiples en le abdomen, zona periumbilical, glúteos y espalda, según recoge el diario La información.
Las fotografías tomadas por el padre muestran que la niña tenía mordeduras hasta debajo del pañal. El padre ha explicado que lo llamaron del centro para que fuera a recoger a la menor que no se encontraba bien.
Los padres aseguran que no quieren indemnización alguna, sino que tal situación no se vuelva a producir. La escuela infantil La Alborada pertenece a la Generalitat valenciana. La consejería de educación investiga lo ocurrido y"garantiza" que no volverá a suceder. El centro, de momento, no se ha pronunciado.
De momento, a la familia se le ha denegado el traslado de centro para la menor y debe permanecer en la misma escuela. Los padres sostienen que no pueden pagar una guardería privada. Desde que sucedieron los hechos la pasada semana, la niña no ha ido a clase.