Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ortega Cano niega que bebiera alcohol y superase el límite de velocidad

"Que sea lo que Dios quiera y las leyes dictaminen", afirma

El juez de Instrucción número 9 de Sevilla ha citado a declarar en calidad de imputado al ex matador de toros y ganadero, José Ortega Cano, por el accidente de tráfico ocurrido el pasado mes de mayo en el que perdió la vida un vecino de Castilblanco de los Arroyos identificado como Carlos Parra, según han informado a Europa Press fuentes del caso. El ex matador ha declarado a su llegada a los juzgados: "Que sea lo que Dios quiera y las leyes dictaminen". 
Según ha informado a los periodistas uno de sus abogados al término de su declaración ante el juez, que se ha prolongado por espacio de dos horas, Ortega Cano ha explicado al magistrado que la invasión del carril contrario que provocó el accidente se produjo "por una distracción", aunque no ha sabido aclarar al juez si dicha distracción se debió a "algún momento de somnolencia" en los momentos previos al siniestro.
La citación de hoy se ha producido después de que los abogados de la víctima, Andrés Avelino Romero y Luis Romero, solicitaran al juez instructor que, "a la vista de la mejoría física y psíquica" de José Ortega Cano, "puesta de manifiesto en las declaraciones realizadas por él en distintos medios de comunicación", éste fuera citado a declarar en calidad de imputado.
De su lado, los letrados del ex matador de toros habían interesado que esta declaración se retrasase "al menos hasta finales de septiembre", ya que el ex torero será intervenido quirúrgicamente de la pierna izquierda y del colon el próximo día 14 de septiembre como consecuencia del accidente de tráfico en el que perdió la vida Carlos Parra.
Ortega Cano, que ya ha abandonado los juzgados, ha declarado que se encontraba "un poquito nervioso" y que confía en que "sea lo que Dios quiera y las leyes dictaminen". El ganadero iba acompañado por su hijo y un hermano.
Esta declaración se ha producido después de que se haya conocido el informe pericial realizado por el Equipo de Reconstrucción de Accidentes de Tráfico (ERAT) de la Guardia Civil de Madrid, que achaca al ganadero una "distracción o desatención" en la conducción que le llevó a invadir el carril contrario por una "distracción o desatención" en la conducción posiblemente provocada por la ingesta previa de alcohol.

Los agentes del ERAT fijan en 125 kilómetros por hora la velocidad a la que circulaba José Ortega Cano en el momento exacto de la colisión, mientras que el vehículo de la víctima iba a 50 kilómetros por hora.
El juez cita a verios testigos
Hay que recordar que el análisis de la muestra de sangre extraída a José Ortega Cano tras el accidente de tráfico arrojó un resultado de 1,26 gramos de alcohol etílico por litro de sangre, cuando la tasa máxima permitida es de 0,50, con lo cual el ex matador de toros duplicaba y casi triplicaba lo permitido en el momento del accidente. Asimismo, y respecto al fallecido, el análisis realizado "no ha detectado presencia alguna de alcohol etílico ni de sustancias tóxicas o psicoactivas".

Asimismo, el próximo lunes están citados a declarar, como testigos, una persona que llamó al servicio de Emergencias 112 en los minutos previos al accidente asegurando que un vehículo como el conducido por el ex torero le había adelantado a una velocidad "excesiva" saltándose para ello la línea continua, así como otro conductor que pudo ver cómo se produjo el siniestro.

El pasado mes de julio, una pareja de jóvenes que llamó al servicio de emergencias 112 en los minutos previos al accidente, ratificaron ante el titular del Juzgado que alertaron sobre la "incorrecta" y "temeraria" conducción de Ortega Cano.
En su declaración, la pareja relató que circulaban en un vehículo delante del conducido por el ex matador de toros hasta que éste les adelantó en un paso de peatones con badén en el núcleo urbano de Burguillos, y que fue ella la que llamó al 112 para denunciar los hechos y dar cuenta de la matrícula "íntegra" del vehículo implicado, que posteriormente se pudo comprobar que coincidía con la del turismo del ex torero.

Tras ello, según subrayaron, el ex diestro circuló por el carril contrario "más de 100 metros" dentro del casco urbano y después se reincorporó a su carril hasta que en una curva "sin visibilidad" volvió a invadir el carril contrario, a lo que se añade, según ambos testigos, que "se pegaba y despegaba a los vehículos" que iban por delante suya.