Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Broncea a su hija de cuatro años para "aumentar su confianza"

Broncear niños, una práctica usual en el salón de belleza de Jools Willis, (derecha)cuatro.com

Somete a sus tres hijos de 4, 6 y 10 años a tratamientos autobronceadores

Indignación en Reino Unido por las declaraciones de una esteticista, de 37 años, que afirma sin estupor que somete a sus hijos, de 4, 6 y 10 años, a tratamientos de belleza para que se sientan más confiados. Grupos en defensa de la infancia critican esta práctica y denuncian que en cierto modo es una forma de "prostituir" a los niños.
Jools Willis se defiende de quienes la acusan de utilizar a sus hijos. La esteticista afirman que son sus ellos los que quieren lucir igual de bien que los clientes de su salón de belleza. Además, no solo somete a su prole a sus tratamientos autobronceadores. En su salón, Jools trata a otros jóvenes que acuden con sus madres y quieren aubroncesarse como ellas.
El motivo por el que realiza esta práctica en niños no es otro que impulsar la confianza de los menores y hacerles sentir bien. Por ejemplo, su hija Darcie, de 10 años, es bailarina y verse con más color le hace sentirse mejor en el escenario. Además, con ello la estiticista espera que Darcie sobrelleve mejor la adolescencia. "Quiero que ella sea hermosa, que sienta que es hermosa, no quiero que sienta que es diferente a cualquier otra persona", sentencia Jools.
Grupos en defensa de los niños critican prácticas como las de esta esteticista porque en cierto modo es una forma de "prostituir" a los niños.