Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karina: La pequeña de 4 años que sobrevivió sola 12 días en el bosque

Una niña de 4 años sobrevive sola 12 días en el bosqueDaily Mail

Casi dos semanas pasó perdida y sola en el bosque. Karina, de cuatro años de edad, fue encontrada por socorristas y voluntarios. La pequeña para sobrevivir tuvo que alimentarse de bayas y beber el agua del río. El suceso ha ocurrido en un pueblo lejano en la región rusa de Yakutia.

Karina se perdió el pasado 29 de julio y fue descubierta el 2 de agosto. Todo ocurrió porque su madre se pensaba que había ido con su padre a una zona incomunicada a apagar incendios forestales, así lo recogen varias fuentes de 'Russia Today'.  
Tras comprobar que la niña no estaba con su papá, la madre avisó que había perdido a su niña. Más de 100 personas, entre ellos socorristas y voluntarios desplegaron un dispositivo de búsqueda para encontrar a Karina. Pasaban los días y las esperanzas eran cada vez menores. Los socorristas encontraron huellas de oso por la zona y el perrito de la pequeña. Por ello, la posibilidad de encontrarla viva desaparecía poco a poco.
"Hace frío. Teníamos la esperanza de que al menos la niña podría pasar las noches abrazando a su perro y así protegerse del frío, pero cuando este regresó pensamos que sería imposible", ha asegurado un portavoz de los socorristas.
Sin embargo, dos días después un perro rastreador, usando las huellas del perrito de Karina, la encontró a unos 10 kilómetros de su pueblo sana y salva. Y a pesar del susto que sufrió la niña se encontraba  psicológicamente estable. Ella asegura que para poder sobrevivir bebió agua del río y comió bayas salvajes. Karina no recuerda por qué abandonó su casa.
A pesar de que Karina no recuerda por qué abandonó su casa ahora ya está junto a sus padres. No cabe duda que se trata de una historia con final feliz.