Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado insta al Gobierno a crear el Consejo Forestal Nacional con el que el sector forestal asistirá al Gobierno

La Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado ha aprobado una moción presentada por el Grupo Popular por la que insta al Gobierno a constituir "a la mayor brevedad posible" y con el instrumento legal necesario el Consejo Forestal Nacional, un órgano consultivo y de participación en el que estarán los principales agentes del mundo forestal para asistir al Gobierno en sus decisiones relevantes en espacios forestales.
La iniciativa recuerda que la Ley de Montes aprobada en 2015 contempla la constitución del Consejo Forestal Nacional, como órgano consultivo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en materia de monte y política forestal.
El citado Consejo informará de las normas y planes de ámbito estatal relacionadas con el ámbito forestal. De acuerdo con lo dispuesto, el Consejo estará presidido por el ministro titular y en su composición estarán incluidas la organizaciones representativas de los intereses afectados.
Según la moción, disponer de ese organismo "desde el arranque mismo de la Legislatura" permitiría incorporar de forma estructurada, transparente e inclusiva a los principales agentes del mundo forestal y asistir al Gobierno "en todas las decisiones" de relevancia que afecten a los espacios forestales.
Los ecosistemas forestales ocupan 27,59 millones de hectáreas del territorio, algo más del 54,5 por ciento de la superficie total española, que cuenta con 18 millones de hectáreas de superficie arbolada.
La FAO señala que las mayores áreas forestales de Europa corresponden a Rusia, Suecia, Finlandia, España y Francia. La iniciativa subraya que desde 1997 Naciones Unidas insistió en que para su conservación y gestión idóneas, incluido el aprovechamiento de los recursos forestales, debe tenerse en cuenta a los asociados que engloban a diferentes sectores y subsectores económicos, sociales y ecológicos.
En este sentido, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que instaba a la Comisión Europea a desarrollar una estrategia forestal que enfatice las ventajas que comporta una coordinación efectiva entre los distintos sectores cuya actividad está o se deriva de todos los tipos de monte.
En este contexto, la propuesta popular recuerda que el principio de participación pública en las políticas forestales está "ampliamente reconocido internacionalmente" y que existen numeroso ejemplos de organismos participativos en el ámbito forestal a escala autonómica.
En España se creó en el año 2000 el Consejo Nacional de Bosques y estaba constituido por representantes de las comunidades autónomas y los agentes implicados en la actividad forestal.
Este órgano funcionó hasta 2007 y dio como resultado el "consenso" de la Ley de Montes y el Plan forestal español de 2002. Si embargo, este órgano cesó con motivo de la Ley de Patrimonio Natural y la Biodiversidad en 2007, que lo sustituyó por el Consejo Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad que ha estado vigente hasta la aprobación de la Ley de Montes de 2015.