Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SemFYC y SEFAC ponen en marcha una campaña para recoger medicamentos sobrantes y así evitar la automedicación

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) y la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) han puesto en marcha una campaña de recogida de antibióticos sobrantes que los usuarios de Madrid tengan en su domicilio, con el objetivo de reducir el volumen de aquellos que se acumulan en los domicilios particulares y el riesgo de automedicarse, evitando así resistencias bacterianas, tanto para el propio individuo, como el conjunto de la sociedad.
Esta iniciativa tendrá lugar desde este jueves 27 de abril hasta el 7 de mayo, y coincide con la celebración del 37º Congreso Anual de la semFYC, que se celebrará los días 4, 5 y 6 de mayo de 2017 en Madrid, y que tratará, como uno de principales temas científicos, el abordaje integral del uso inadecuado de antibióticos y el control de las resistencias a estos fármacos.
Para depositar estos medicamentos, los farmacéuticos comunitarios pondrán a disposición de la población los contenedores de SIGRE, al tiempo que repartirán dípticos informativos sobre los riesgos del uso inadecuado de los antibióticos y las resistencias bacterianas.
Asimismo, los usuarios de las farmacias que entreguen sus restos de antibióticos responderán a un sencillo cuestionario sobre el uso de los antibióticos.
En esta línea, se calcula que en los hogares españoles hay de media 1,5 envases de antibióticos almacenados en el botiquín, y esto se trata de un problema grave, pues se convierte en el desencadenante de un ciclo que empieza por el incumplimiento de la prescripción y sigue con el almacenaje de los medicamentos y la automedicación, según los especialistas de SemFYC y SEFAC.
CONSUMO FRECUENTE Y REPETIDO DE ANTIBIÓTICOS
Las infecciones por bacterias resistentes a los antibióticos son un peligro para toda la población, y una de las principales causas de aparición de estas resistencias es el consumo frecuente y repetido de antibióticos cuando se emplean a unas dosis y/o durante tiempo incorrecto, o su uso en infecciones como catarros, gripe y la mayor parte de las enfermedades invernales, en las que el antibiótico no se necesita.
"El antibiótico que se haya recetado para una infección anterior puede no ser necesario en otras infecciones posteriores; solo un médico puede determinar si una infección requiere tratamiento con antibióticos", ha subrayado José el coordinador del Grupo de Trabajo en Enfermedades Infecciosas de la semFYC, José María Molero.
Por su parte, la coordinadora del Grupo de Trabajo de Antibióticos de SEFAC, Ana Molinero, ha recodado que "los antibióticos requieren ser utilizados adecuadamente, en las circunstancias y con las condiciones requeridas para cada paciente y siempre tras la valoración, y prescripción de un médico".