Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save The Children exige a Rajoy que actúe para evitar más muertes de niños en las costas españolas

Save The Children ha hecho un llamamiento este lunes al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que no se vuelvan a repetir muertes de niños en las costas españolas como la de Samuel, el pequeño de unos seis años cuyo cuerpo fue encontrado en una playa de Barbate (Cádiz).
En una misiva remitida a Rajoy, la organización le exige vías legales y seguras para todas aquellas personas que huyen de la violencia y la pobreza hacia Europa porque sólo en el mes de enero 3.871 personas han llegado a Europa desde África, Asia u Oriente Medio buscando una vida mejor y 246 se han ahogado en el viaje.
Además, en todo 2016, más de 5.000 personas murieron en el Mediterráneo, y se estima que un tercio de los migrantes y refugiados son menores de edad.
"La única forma de evitar las muertes en el Mediterráneo es estableciendo rutas seguras y legales. España tiene una gran responsabilidad ya que la frontera sur es la puerta de entrada de muchos migrantes y refugiados y debe hacer todo lo posible para protegerles y darles una acogida digna", afirma el director general de Save the Children, Andrés Conde.
Esto supone, conforme apunta la entidad, reforzar y ampliar sus programas de reasentamiento y de admisión humanitaria, además de visados humanitarios, una mayor flexibilidad en los procesos de reunificación familiar y programas de becas para estudiantes.
Para la ONG, la muerte de Samuel pone de relieve además cómo los niños son los más vulnerables en el drama de las migraciones y evidencia que "la bienvenida que se hace en Europa a la infancia refugiada no está a la altura de la situación actual".
En este sentido, recuerda que 3.754 niños y niñas solicitaron asilo en España en 2015 y afirma que pese a ello, el sistema de asilo no está adaptado a las necesidades de las familias y de los menores que viajan solos.
"La infancia queda desprotegida y es ignorada en los acuerdos y en las políticas que se están estableciendo. España está anteponiendo la condición de migrantes a la de menores de edad y existen contradicciones entre las leyes y las prácticas dirigidas a controlar los flujos migratorios y las que tienen que fin proteger a los niños", denuncia Save The Children.