Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Satse afirma que se han tomado medidas para garantizar la seguridad del personal por los casos de fiebre hemorrágica

El Sindicato de Enfermería, SATSE Madrid, afirma que, hasta el momento, desde la Comunidad de Madrid se han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad del personal que ha mantenido algún tipo de contacto con los casos confirmados con fiebre hemorrágica de Crimea-Congo.
Según ha podido saber Satse, tanto a través de la Consejería de Sanidad como por los informes trasladados a los responsables de Salud Laboral de SATSE Madrid, "se han tomado las medidas necesarias para garantizar la seguridad del personal que ha mantenido algún tipo de contacto con las personas afectadas, así como la limpieza y esterilización de las zonas donde han sido tratados estos pacientes".
No obstante, desde SATSE Madrid se han reclamado "instrucciones pormenorizadas, dirigidas a todo el personal sanitario del SERMAS, para la detección de la patología, con el objetivo de que se minimice cualquier riesgo de contagio".
Por otro lado, el sindicato destaca "la gran profesionalidad de los profesionales sanitarios de los hospitales Infanta Leonor, Gregorio Marañón, Summa 112 y Carlos III-La Paz, al abordar el caso fiebre hemorrágica de Crimea-Congo".
Este jueves la Comunidad de Madrid ha confirmado los dos primeros casos de esta enfermedad registrados en España con carácter autóctono, no importados de otro ámbito geográfico, en un hombre que falleció la semana pasada tras la picadura de una garrapata y una enfermera que le atendió en la UCI del Hospital Infanta Leonor y actualmente se encuentra ingresada en la Unidad de Aislamiento de Alto Nivel del Hospital La Paz-Carlos III.
ENFERMEDAD ENDÉMICA
El sindicato de enfermería destaca la experiencia adquirida durante la crisis del ébola de 2014 para el abordaje de este tipo de situaciones y el desarrollo de los correspondientes protocolos. Asimismo, recuerdan que, un estudio realizado a instancias del Ministerio de Sanidad, en octubre de 2011, reconocía que la fiebre hemorrágica Crimea-Congo "es endémica en muchos países de la UE" detectándose en garrapatas alojadas en caza mayor.
De igual forma recogía que el principal vector implicado en la transmisión del virus "se halla distribuido ampliamente en el territorio nacional" y que, aunque la probabilidad de infección en humanos se estima baja, "no se puede descartar que los factores que condicionan la circulación del virus puedan variar en el futuro".
Entre las recomendaciones destacar, además de la coordinación a nivel local, autonómico y nacional, que "en aquellas zonas donde se ha detectado el virus, se debe informar a los profesionales sanitarios para que mantengan una actitud expectante ante la eventual aparición de casos humanos y tomen las medidas de prevención y control oportunas".