Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un niño le pide a Santa Claus que acabe con el acoso que sufre su hermana en el colegio

Un niño le pide a Santa Claus que acabe con el acoso que sufre su hermana en el colegioKaren Suffern

Un niño de ocho años de edad, alentado por su madre a escribir una carta a Santa Claus para Navidad, le envió una nota al mítico personaje, solo que no deseó juguetes como esperaba su progenitora Karen Suffern, sino que pidió que parase el acoso hacia su hermana melliza en el colegio.

"Querido Santa Claus quería un coche y un helicóptero a radio control, pero ya no, los niños en la escuela siguen molestando a Amber y no es justo", escribió Ryan. "Recé para que dejaran de hacerlo, pero Dios está ocupado y necesita tu ayuda", pide en la carta.
Suffern, que trabaja como asistente administrativa en una compañía de salud, expresó a la CNN que su hija Amber --quien sufre de sobre peso-- pesa 64 kilos, casi el doble que su hermano.
Esta es la primera vez que los niños --quienes están cursando el tercer grado-- comparten aula, y por esto Ryan advirtió a su madre del 'bullying' al que era sometida su hermana en la escuela Rocky Mount, expresando que su hermana era objeto de burlas por su peso y por no poder hacer los ejercicios en la clase de gimnasia. Incluso, se reían de ella y le decían que era adoptada por el solo hecho de ser multirracial.
Amber padece trastorno por déficit de atención con hiperactividad y otros trastornos mentales y de humor. "Trato de ayudar a mi hija con su autoestima y le digo que es hermosa, pero la gente dice cosas hirientes sobre mí, porque yo también tengo un problema de peso y eso me duele", explicó. "No me puedo ni imaginar lo que debe estar sufriendo Amber", apostilló.
La madre soltera expresó que Amber siempre trataba de no asistir a clases. "Todos los días, antes de ir a la escuela, me dice: 'Mamá, ¿puedo quedarme en casa?', y ahora, cada vez que la mando a la escuela, siento que no la estoy protegiendo y que la estoy decepcionando", lamentó.
Gracias a la carta de su hijo, Karen afirmó haber abierto los ojos, y expresó que buscará hablar con los padres de los niños que acosan a Amber y con el director de la escuela para arreglar la situación. "Si mis hijos no se burlan ni molestan a otros, espero que otros padres les enseñen a sus hijos a ser respetuosos también", añadió.