Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sancionan al Ayuntamiento de Badalona por no actuar contra la legionela en un polideportivo

La Agencia de Salud Pública de Catalunya (ASPC) ha abierto un expediente sancionador al Ayuntamiento de Badalona (Barcelona) por no actuar contra la legionela detectada en 2014 en los vestidores del pabellón polideportivo municipal Bufalà, situado en la calle Campoamor 43.
Para Salud Pública, estos hechos suponen dos infracciones graves "por incurrir en irregularidades por falta de controles y las precauciones exigibles en la actividad, el servicio o la instalación de acuerdo con lo que establece la normativa de salud", ha informado este martes el consistorio en un comunicado.
Por eso, se le aplicará una sanción con una multa graduable que puede ir de los 3.001 euros a los 60.000 euros --cuantía que está por determinar-- al culminar el proceso sancionador en mayo de 2017, nueve meses a contar desde este septiembre, han precisado fuentes del Ayuntamiento.
Las muestras que se recogieron el 1 de julio de 2014 dieron positivo y el 2 septiembre se volvieron a recoger con el mismo resultado, de manera que se instó al Ayuntamiento a dejar fuera de servicio las duchas de los vestidores hasta que se desinfectaran la instalación.
El 25 de septiembre se efectuó una visita de inspección al polideportivo y se observó que funcionaba con normalidad con la duchas abiertas a los usuarios y, según Salud Pública, "no había ningún certificado de limpieza, ni registro de ninguna otra actuación ni incidencia".
El 16 de octubre se volvió a realizar una inspección y la analítica volvió a dar positivo, de manera que la directora del Servicio Regional de Barcelona de Salud Pública acordó la medida cautelar de cierre del circuito de agua caliente sanitaria de toda la instalación del deportivo.
Pese a la medida cautelar, la instalación continuó funcionando, tanto las duchas como los grifos sin constar limpieza ni desinfección, y el 25 de noviembre tras una nueva recogida de dos muestras volvió a dar positivo de legionela.
Con el fin de solucionar el problema definitivamente, el gobierno actual está realizando una inversión de 90.000 euros gracias al Plan Recupera, y desde julio, se está ejecutando el cambio de las cañerías del pabellón y las obras estarán acabadas esta misma semana.