Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salvamento Marítimo continúa trabajando para disolver el vertido provocado por el accidente de Naviera Armas

El buque Miguel de Cervantes, la guardamar Talia y la salvamar Nunki han retomado este domingo las labores de dispersión mecánica del gasoil vertido al mar tras la colisión de un ferry de Naviera Armas contra el espigón del muelle de Nelson Mandela en el puerto de la Luz y de Las Palmas.
Según han informado fuentes de Salvamento Marítimo, la mancha, de dimensiones más reducidas y mucho más fina que ayer, alcanza una superficie de unas 8,5 millas y está flotando dentro del muelle Nelson Mandela y más hacia el sur, hacia el municipio Telde.
Las tres embarcaciones de Salvamento Marítimo se están encargando de dispersar los regueros de restos de combustible con sus hélices sin apreciar a su paso olor a gasoil ni emulsión. Asimismo, el avión Sasemar 103 está realizando labores de inspección en la zona de influencia, y a lo largo del día le relevará el helicóptero Helimer 210.