Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hallan ADN humano en el 2 % de unas salchichas destinadas a perritos calientes

SalchichasReuters

Clear Food, un laboratorio especializado en análisis de ADN ha localizado que el 2 % de las salchichas utilizadas en los perritos calientes usados en un estudio contenían ADN humano. Especialistas en seguridad alimentaria creen que se trata simplemente de una campaña de márketing de esta empresa que busca introducir sus sistemas de análisis en las cadenas de producción de las empresas cárnicas.

La alerta lanzada esta semana por un panel de expertos de la Organización Mundial de la Salud avisando de la relación entre la ingesta de carnes rojas y procesadas y un aumento en el riesgo a padecer cáncer de colon mantiene a la oponión pública en continuo estado de alarma ante posibles casos de salud alimentaria.

Por eso, la información de CNN, sobre los análisis de ADN de Clar Food  ha atraído la atención, ya no solo por lo novedoso de su método de trabajo sino también por sus resultados.

La empresa no solo descubrió en su trabajo de campo que los famosos perritos calientes incorporaban en su estructura molecular ADN humano sino que el 10 por ciento de los que decían ser vegatarianos contenían elementos cárnicos.

La respuesta a Clear Food ha venido desde el ámbito universitario. El primero de ellos ha sido Martin Wiedmann, profesor y experto en seguridad alimentaria de la Universidad Cornell quien ha asegurado que los resultados de este estudio carecían de importancia.

Según Wiedman, "no nos está diciendo nada nuevo sobre los perros calientes". Para el profesor, "es una estrategia de márketing de compañías que quieren vender sus servicios".

Otra profesora que ha reaccionado al trabajo de Clear Foods ha sido Melinda Wilkins. Especializada en seguridad alimentaria en la Universidad de Michigan, la doctora Wilkings ha reclamado un mayor detalle de la metodología y los resultados de los análisis para poder formar una opinión. No obstante cree que lo avanzado resulta "intrigante".

De todas formas, la compañía solo ha informado de la existencia de estas trazas de ADN por no ha sido capaz de señalar el origen de la misma.