Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos vecinos de Salou confirman que el 'mantero' senegalés se precipitó solo

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha asegurado que "dos testigos civiles ajenos a los Mossos y al grupo organizado" de manteros de Salou han confirmado la versión policial de que no hubo contacto físico entre la policía y el senegalés muerto el martes al precipitarse del balcón de su casa al presentarse los Mossos para un registro.

Lo ha dicho este miércoles en rueda de prensa en Salou junto al alcalde, Pere Granados; el comisario jefe de la policía autonómica, Josep Lluís Trapero; y el director de los Mossos, Albert Batlle, que habló el martes con los líderes de los grupos del Parlament para informarles de los hechos.
Jané ha dicho que los dos testigos estaban en la plaza del edificio, y que el hombre se precipitó cuando una mossa d'Esquadra entró en la habitación de la casa donde estaba él y otra persona y que da directamente a la calle, y ha insistido en que la agente "no interactuó físicamente en ningún momento" con él.
Josep Lluís Trapero ha concretado que la mossa se dirigió a él sin tocarle para decirle: "Oye, ¿a dónde vas? ¡Quieto!", aunque el hombre se dirige a la terraza y parece que quiso agarrarse de un toldo pero cayó mortalmente.
Otro hizo lo mismo
El comisario jefe ha insistido en que no saben por qué lo hizo pero ha recordado que algunas personas que se ven sorprendidas por la policía reaccionan así al asustarse.
Además, ha destacado que, en otro de los tres registros policiales contra 'manteros' que se hizo el martes en Salou, otro individuo hizo lo mismo, aunque se salvó.
Este individuo salió por la ventana de su piso y forzó la ventana del inferior, según el comisario, que ha constatado que "estas cosas se pueden dar" porque algunas personas se asustan.
Como el conseller Jané, Trapero ha dicho que la versión policial de la muerte del senegalés es "coherente con otros relatos que dan personas ajenas al cuerpo de Mossos" y que lo vieron desde una cafetería de la plaza donde está la casa.
La denuncia del hermano
Respecto a la reacción de la familia, Jané ha agradecido la actitud, especialmente del hermano.
Trapero ha añadido que "se invitó" al hermano a denunciar los hechos si no tenía claro cómo sucedieron --como así lo hizo--, y que eso motivaría abrir una investigación.