Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las noches del Saloufest

Los vecinos se quejan mientras que los comerciantes creen que salva la temporada

Cinco mil universitarios ingleses y escoceses han invadido la localidad tarraconense de Salou. Disfraces, alcohol, cuerpos semidesnudos y jaleo son el pistoletazo de salida a la edición del Salou Fest que este año se promociona con «más deporte que nunca», asegura su ayuntamiento.
El deporte de levantar las copas y divertirse sin tener en cuenta la hora. Pero la imagen de la localidad costera estos días es de lamentar: jóvenes ebrios por los suelos que ensucian las calles y al playa y que con su ruido molestan a los vecinos. Los comerciantes, por su parte,  se frotan las manos porque ven en este festival una fórmula para salvar la temporada turística