Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sale del coma el joven brutalmente agredido por un portero de discoteca en Murcia

El joven brutalmente agredido por un portero de discoteca en Murcia sale del coma. El chico, sin embargo, sigue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Virgen de la Arrixaca de la ciudad. Además, el abogado de la víctima confirma que van a solicitar asesinato en tentativa contra el vigilante de seguridad.

Andrés Martínez ha salido del coma en el que se encontraba atrapado después de que la pasada noche del 11 de diciembre un portero de discoteca le propinase un brutal puñetazo en la mandíbula. El chico, de 28 años, mejora su estado de salud y se encuentra consciente, según informa la hermana de la víctima al medio local La opinión de Murcia. Sin embargo, el joven debe continuar ingresado en la UCI del hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. 
EL ABOGADO SOLICITARÁ ASESINATO EN TENTATIVA
El abogado José María Caballero, que representa a la familia del joven que hace unas semanas sufrió heridas de extrema gravedad al recibir un puñetazo a manos de un individuo, portero de un local de copas de Murcia que en ese momento se encontraba de comida navideña, va a solicitar que los hechos sean constitutivos de un delito de asesinato en grado de tentativa.
Caballero, que hace tan sÓlo unos días presentó en el Juzgado de Instrucción número 9 de Murcia, que ejerce la instrucción del caso, un escrito en el que quedaba formalizada su personación en dicho caso, en sustitución del abogado Pedro López Graña, en representación de la familia, considera que el puñetazo es "alevoso" y, precisamente, "la alevosía convierte el hecho en asesinato en vez de homicidio". 
Para el resto de imputados, un total de cuatro, va a analizar las actuaciones que va a llevar a cabo. Sin embargo, la juez imputa a dos de los detenidos, de nacionalidad búlgara y argelina, un delito de tentativa de homicidio y otro de lesiones graves.
Aunque tiene que estudiar todo este proceso, en un principio esta petición sólo es extensible para el presunto autor material de los hechos, de nacionalidad búlgara y que continúa en prisión provisional. Gracias a la colaboración ciudadana de una mujer que presenció y grabó con su teléfono móvil la agresión se pudo identificar a los presuntos autores. 
Dos de ellos, dos hombres de 41 y 28 años de nacionalidad argelina y española, fueron detenidos, y el tercero, vigilante de seguridad de un pub, de 40 años y nacionalidad búlgara, presunto agresor, acudió voluntariamente a la Comisaría de San Andrés manifestando desconocer lo ocurrido y negando su participación en los hechos