Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SEMG recuerda que los médicos de Atención Primaria son clave la detección precoz de la hepatitis

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) afirma que los médicos de Atención Primaria juegan un papel fundamental en la detección precoz de los casos de hepatitis sin diagnosticar, además juegan un rol muy importante en la prevención primaria y en el seguimiento de los pacientes detectados y tratados para evitar las reinfecciones.
"El gran número de personas infectadas por el VHC que no están diagnosticadas es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta cualquier programa de eliminación de la hepatitis C", ha señalado el doctor Ignacio Aguilar, del Grupo para el estudio de las enfermedades digestivas de la SEMG, con motivo del Día Mundial de la Hepatitis.
Según los datos epidemiológicos actuales, en España se estima que entre 144.000 y 195.000 personas presentan una infección activa por el virus de la hepatitis C (VHC), estando diagnosticados sólo el 50%, es decir, aproximadamente entre 72.000 y 97.000.
Ahora que las comunidades autónomas están empezando a ampliar los nuevos tratamientos a un mayor número de enfermos, Aguilar considera prioritario detectar la enfermedad lo antes posible en el primer nivel asistencial, sobre todo teniendo en cuenta que en estadios iniciales los nuevos tratamientos son más efectivos a la hora de frenarla.
Hasta diciembre de 2016 se realizaron un total de 66.677 tratamientos, lo que permitió que 64.000 pacientes fuesen curados con los nuevos fármacos. En contrapartida, se estima que desde 2012 se han producido 4.789 muertes anuales en nuestro país, es decir, 13 fallecidos por día, lo que sitúa al virus de la hepatitis C como la primera causa de mortalidad infecciosa.
Además de en la detección precoz, los médicos de familia juegan un rol muy importante en la prevención y seguimiento. Según el doctor Aguilar, en la hepatitis "la educación sanitaria es crucial tanto a nivel de prevención primaria, para no adquirir la enfermedad, como en el seguimiento de los pacientes detectados y tratados para evitar las reinfecciones".
Para Aguilar el Día Mundial de la Hepatitis "es una gran oportunidad para implementar el plan estratégico global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la hepatitis viral para 2016-2021 y en 2030 alcanzar la meta final: eliminar la hepatitis".
El plan estratégico global de la OMS para la hepatitis viral para 2016-2021 incluye el desarrollo de la Agenda para el Desarrollo Sostenible de 2030. La estrategia se dirige a todos los virus de la hepatitis (hepatitis A, B, C, D y E), con especial atención a la hepatitis B y C, debido a la carga de salud pública que representan.