Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

SEICAP lanza una campaña de recogida de firmas para establecer protocolos de asistencia en colegios para niños alérgicos

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) ha reclamado la implantación de protocolos de asistencia urgente a niños alérgicos en colegios que estén expuestos a sufrir reacciones anafilácticas a través de una campaña de recogida de firmas en 'change.org'.
Para ello, solicitan incluir un programa de 'Alerta Escolar' en todas las comunidades autónomas que consiste en registrar los casos de alergia en los servicios de emergencia y formar al personal educativo.
"Es una manera de que los médicos tengan el historial completo del menor y, al mismo tiempo, el profesor la formación necesaria para saber cómo actuar. Así ganamos en eficacia y rapidez en la asistencia, que en estos casos es primordial y puede salvar vidas", ha apuntado la impulsora de la iniciativa en Baleares, miembro del grupo de trabajo de educación sanitaria de SEICAP, Mercedes Escarrer.
Las reacciones alérgicas más frecuentes en el entorno escolar se pueden producir por diversos motivos y "algunas veces son nuevos casos diagnosticados por aparición primaria de síntomas relacionados, aunque la mayoría suelen suceder por ingesta accidental de un alimento", explica.
También pueden producirse crisis de asma, como la que le sucedió en el mes de agosto a un niño en una escuela de surf de Galicia, que terminó con su vida. "En la vuelta al cole, hay que tener especial cuidado con los niños asmáticos debido a la mayor exposición a virus causantes de infecciones respiratorias graves, así como otros alérgenos como los ácaros de polvo", ha añadido.
NO SOLO EN LOS CASOS DE ALERGIA
El registro no sólo implica a estos niños y los que están en peligro grave de anafilaxia, sino también con otras patologías de riesgo vital como la diabetes, la epilepsia o cardiopatías con riesgo de muerte súbita.
"Estos alumnos pueden tener problemas en la escuela por lo que es fundamental que las autoridades sanitarias competentes instauren el programa Alerta Escolar en todas las comunidades autónomas", ha asegurado la doctora.
Respecto al programa de formación del personal, está dirigido a profesores de infantil, primaria, secundaria y educación especial tanto de centros públicos, como privados y concertados. La educación está basada en la adquisición de conocimientos sobre anafilaxia, cómo reconocerla y cómo administrar la adrenalina.
ANTERIORES CAMPAÑAS.
SEICAP lanzo hace unos meses otra campaña de recogida de firmas llamada 'Un colegio, un botiquín, una adrenalina', que aún está en marcha y que ha conseguido más de 3.000 firmas por el momento. El propósito es conseguir que en los colegios haya, al menos, dos autoinyectores de adrenalina en los botiquines.
La anafilaxia "conlleva la presencia simultánea de síntomas en varios órganos del cuerpo como en ojos, nariz, bronquios, piel, que provocan problemas digestivos, malestar, mareos, pérdida de conciencia, bajada de la tensión o shock", ha comentado el coordinador del grupo de trabajo de anafilaxia de la SEICAP, Carlos Sánchez Salguero.
La adrenalina es el tratamiento de urgencia pero "los botiquines de los colegios no disponen del mismo y la mayor parte del personal no sabría utilizarlo si fuese necesario", ha concluido el experto.