Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba plantea "formar a los imanes en valores constitucionales" para combatir el yihadismo

Dice que ETA y el yihadismo comparten el uso del miedo, la propaganda y la desestabilización
El exministro del Interior socialista Alfredo Pérez Rubalcaba ha propuesto este lunes "formar a los imanes en valores constitucionales" españoles como medida para combatir el yihadismo.
Lo ha hecho en un debate sobre radicalismo y terrorismo en el CaixaForum de Barcelona junto al director adjunto de la Dirección General de Justicia y Consumidores de la Unión Europea, Francisco Fonseca, en el que ha defendido que la mayoría de imanes en España "son moderados, condenan la violencia y recuerdan que la mayoría de víctimas son musulmanas".
Pero ha reconocido que hay una minoría radical, y ha apostado por la integración de la comunidad musulmana para evitar procesos de radicalización de individuos que acaben seducidos por el yihadismo.
Se debe entender que "quien tiene otra religión tiene los mismos derechos y obligaciones" que cualquier otro ciudadano español, y ha apuntado que tras los procesos de radicalización hay fundamentalmente problemas de identidad similares a los que conducen a integrarse en sectas o bandas.
"Esta lucha, más que a problemas de educación o marginación, se debe a la falta de identidad", ha constatado, y ha llamado a trabajar para que todos los 'musulmanes en España' pasen a ser considerados 'musulmanes de España'.
Ha puesto en valor que, al margen de focos de radicalismos, en el Estado hay una comunidad musulmana "bien integrada, tolerante y respetuosa", y ha defendido que la mayoría no comparte el radicalismo.
TRES PILARES COMUNES
Rubalcaba ha reflexionado sobre posibles semejanzas entre ETA y el yihadismo, y ha asegurado que son dos fenómenos terroristas distintos, pero que comparten tres pilares: "Quieren instalar el miedo, hacen propaganda y tratan de desestabilizar a la sociedad".
ETA y el yihadismo comparten el uso de la violencia para lograr sus objetivos, pero son distintos, ha insistido, y lo ha argumentado asegurando que el yihadismo tiene "una visión rigorista y desalmada del islam y los otros --ETA-- decían que querían liberar al pueblo vasco de la opresión del Estado".
Ha defendido que la experiencia en lucha antiterrorista que acumula el Estado sirve para luchar contra el yihadismo, entre otras cosas porque "España ha sido modélica" en cooperación internacional, esencial para combatir el islamismo radical.
"No habríamos acabado con ETA sin la cooperación con Francia, muy eficaz", ha defendido, y ha recordado que el yihadismo tiene una vocación internacional que debe combatirse desde la coordinación entre países.
También ha destacado que es importante controlar el mensaje y la situación ante situaciones terroristas, y ha admitido que ETA "ganó el lenguaje: Acabamos hablando de zulos y células".