Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado por violación lleva 11 años preso aunque la prueba del ADN lo exculpa

Romano Van der Dussen lleva en prisión 11 años y podría ser inocente del delito que se le inculpa. Su historia es la siguiente. En 2003 en Fuengirola, tres mujeres fueron violadas y golpeadas brutalmente y sin piedad. El holandés fue detenido por estos delitos porque dos de las víctimas lo reconocieron, aún así, su abogado Silverio García asegura que las declaraciones y descripciones eran contradictorias. Su ADN tampoco coincidía con el que encontraron en las agredidas y aún así romano ingresó en prisión. Pero hace 7 años cambió el destino del holandés. Marc Phillip Dixie ingresaba en prisión en Reino Unido condenado a cadena perpetua por apalear, agredir sexualmente y matar a la modelo y cantante Sally Anne Bowman.El ADN del inglés entraba en la base europea de material genético, la policía española cruzó datos y sorpresa: el ADN de las víctimas de Fuengirola era el de Dixie no el del holandés y además Dixie vivía en esa época en Fuengirola. Romano lleva 11 años en la cárcel. Ya han pasado siete desde que se descubrieron las pruebas que lo exculpan, pero el holandés no ha pisado la calle todavía. Errores de forma judiciales y un proceso muy lento retrasan su salida.