Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los Ribereños volverán a salir en caravana este domingo para pedir la paralización de los trasvases Tajo-Segura

Los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía, tras la aprobación de un nuevo trasvase de 15 hectómetros cúbicos, van a volver a convocar una segunda marcha de vehículos en caravana, en este caso entre Chillarón y Alocén, para este domingo 30 de abril.
Con esta nueva movilización en la calle, bajo el lema 'Tajo-Segura, ni una gota más', los Ribereños quieren exigir que "paren de forma inminente" las derivaciones, tal y como adelantó a Europa Press su presidente y alcalde de Sacedón, Francisco Pérez Torrecilla.
Son unos catorce kilómetros de recorrido en coches que, al igual que en la convocada el pasado 26 de marzo, busca ser una respuesta de reprobación a la aprobación de más derivaciones de agua.
En este caso, el recorrido pasa por el viaducto, donde los pueblos participantes tienen intención de dejar constancia con algún acto simbólico de su oposición a las decisiones del Gobierno central de seguir dando el visto bueno a trasvases de agua tal y como están Entrepeñas y Buendía.
La marcha tendrá lugar al mediodía y, al igual que en la primera de ellas, convocada el pasado veintiséis de marzo, la intención es "abrazar" los embalses, añadió Torrecilla.
Por otra parte, el presidente de los Ribereños señaló que, tal y como se anunciara en la pasada movilización, solicitaron por escrito reunirse con los máximos responsables políticos nacionales y regionales, la ministra de Agricultura, Pesca Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, así como con los grupos políticos en el Congreso de los Diputados, para entregarles en persona sus demandas, aunque de momento no tienen respuesta de ninguno.
Para el presidente de los Ribereños, en la situación actual de Entrepeñas y Buendía, da igual se lleven 15 a que se lleven 20 hectómetros cúbicos, "no hay ninguna diferencia en las condiciones que estamos ahora mismo", afirma tras volver a decir que los embalses se encuentra en "al límite".
Por último, se preguntó cómo cuantifican desde la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo Segura el agua a trasvasar, dejando entrever que si bien los Ribereños ya tienen problemas de desarrollo "con tanta derivación", en el Segura "lo puedan pasar mal en el verano porque van a tener cero para trasvasar", concluye.