Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Rey reclama "atención, dedicación y protección permanentes" a los Derechos Humanos, sometidos "a constantes desafíos"

El Rey ha presidido este miércoles, 1 de marzo, el acto de entrega de la VII edición del Premio de Derechos Humanos Rey de España, concedido por el Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá, y que este año ha recaído en la Patrulla Aérea Civil Colombiana, un evento en el que ha asegurado que "el reconocimiento y la conquista de los derechos humanos no se agotan en sí mismos, pues estos están sometidos a constantes desafíos, de presente y de futuro".
Por este motivo, el monarca ha insistido en que "precisan de atención, dedicación y protección permanentes". El Rey ha estado acompañado por el ministro de Justicia, Rafael Catalá; el alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez; la defensora del Pueblo, Soledad Becerril; y por el rector magnífico de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván.
En su discurso, el Rey ha asegurado que, "en definitiva, los derechos humanos son la esencia que permite a cada persona tomar conciencia de su propia dignidad y de la de cada uno de sus semejantes; y su respeto representa un compromiso básico para favorecer la convivencia en libertad".
"Y es precisamente este compromiso, particularmente hacia aquellos que aparecen como más vulnerables, el signo de quienes merecen el apelativo de defensores de los derechos humanos --ha añadido--. La tarea de preservarlos adoptará en cada caso un acento particular, unos objetivos concretos, pero no dejará por ello de formar parte de ese alto quehacer mediante el cual la Humanidad es capaz de mejorarse a sí misma".
En cuanto al premiado de este año, ha destacado que "la Patrulla Aérea Civil Colombiana mantiene, pues, un compromiso con la población en riesgo de pobreza extrema, con aquellos en riesgo de exclusión territorial o que no cuentan en su entorno con servicios de salud de calidad suficiente. Y en su larga trayectoria ha debido también atender a las víctimas de un conflicto armado que tantos desplazamientos y desvertebración ha causado en la sociedad colombiana, además, por supuesto de tantas muertes y destrozos en familias y comunidades".
Por ello, ha concluido su discurso manifestando el deseo de que "Colombia pueda dejar atrás de manera definitiva esa triste etapa para avanzar en el camino de la construcción de una comunidad en paz cada vez más próspera y unida". El galardón ha sido entregado al presidente de la Junta Directiva de la Patrulla Aérea Civil Colombiana, Juan Carlos Lenz.
La Patrulla Aérea de Colombia es una entidad privada, sin ánimo de lucro, cuyo fin es la atención médica y quirúrgica gratuita a poblaciones rurales dispersas, en condiciones de pobreza, pobreza extrema, o víctimas de catástrofes en el territorio de la República de Colombia, según detalla la Casa Real.
Atiende a 12.000 personas al año que se encuentran en condiciones de pobreza y exclusión, y que viven en zonas de difícil acceso, por lo que el sistema de salud pública no llega, o no lo hace con la suficiente eficacia. Cada año realiza 20.000 atenciones especializadas, 1.200 cirugías, y entrega más de 10.000 tratamientos médicos y 3.500 lentes.
Además, cuentan con casi un centenar de socios (pilotos privados y voluntarios), así como con el programa de voluntariado en salud más grande del país, con más de 500 profesionales de la salud que viajan por toda Colombia. La Patrulla atiende, sobre todo, a zonas rurales del país que solo tienen acceso por vía aérea, marítima o fluvial.
La entrega de premios también ha contado con la secretaria general Iberoamericana, Rebeca Grynspan; la ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín; al embajador de Colombia en España, Alberto Furmanski; al alto comisionado del Gobierno para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros; al presidente de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, José Elguero; y a los representantes de la Patrulla Aérea Civil Colombiana.
RECONOCIMIENTO A LOS DD.HH.
La Institución del Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá, con el apoyo de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos, instituyeron en el año 2002 el Premio de Derechos Humanos Rey de España, con el propósito de que sirviera de reconocimiento y estímulo a las entidades de naturaleza pública o privada que en Iberoamérica se hayan distinguido en la defensa y promoción de los derechos humanos y de los valores democráticos, o que hayan impulsado la investigación o la puesta en práctica de programas de actuación dirigidos a promover estos valores. El galardón tiene una periodicidad bienal y una dotación económica de 25.000 euros, según señala la Casa Real.
En las ediciones anteriores fueron premiados la entidad brasileña Pastoral da Criança, en 2004; la Fundación Myrna Mack de Guatemala, en 2006; la asociación sin ánimo de lucro, con sede en Perú, Comité de America Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), en 2008; la organización no gubernamental 'Un techo para mi País', que tiene su oficina principal en Santiago de Chile, en 2010; la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos 'Todos los Derechos para Todas y Todos' (Red TDT), de México, en 2012, y la Congregación de las Adoratrices, Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Caridad, en 2014.