Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Retrasar la jubilación reduce el riesgo de padecer Alzheimer

Pareja de ancianosGtres

Un estudio realizado por investigadores franceses ha comprobado que los trabajadores que han retrasado su jubilación son menos propensos a desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otras formas de la demencia que aquellos que se retiraron de la vida laboral a los 60 años.

Concretamente, concluyen, cada año adicional que una persona trabajaba puede significar un aumento proporcional del retraso del Alzheimer, de hecho hasta un 14 por ciento menos de enfermedad en los trabajadores de que se jubilaron tras los 65 años sobre aquellos que se jubilaron a los 60.
El estudio, observó los registros de salud y del seguro de más de 429.000 ex trabajadores en Francia y encontró que el riesgo de desarrollar demencia declinó con cada año adicional trabajado por encima de la edad media de jubilación, ha señalado Carole Dufouil, director de investigación del Instituto Francés de la Salud y de Investigación Médica (INSERM), agencia que en cargo el estudio.
"Nuestros datos muestran una fuerte evidencia de una disminución significativa en el riesgo de desarrollar demencia, asociada con la edad mayor del retiro", dijo Dufouil en un comunicado sobre el estudio, que ha sido presentado en la Conferencia Internacional Asociación de Instituciones de Alzheimer en Boston (EEUU).
El director de Iniciativas Ciencias de la Asociación de Alzheimer, Dean Hartley, ha señalado que la investigación, que ha tenido un seguimiento de 12 años hasta diciembre de 2010, es un punto de partida para la comprensión de cómo la jubilación retrasa la demencia, y destaca que se necesita más investigación.
"Lo que se entiende a partir de ésta la investigación observacional es que hay una correlación, lo que no se sabe cuál es la causa", ha señalado, al tiempo que destaca la importancia de un estudio de imagen que analice los cambios en el cerebro.