Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rescatan a un gato abandonado por su dueño con Alzheimer

Rescatan a un gato con enormes "rastas" de pelocuatro.com

Unas fotografías de un descuidado gato han impactado a la red. Un refugio de animales de Pennsilvania ha informado de que un gato presentaba unas enormes rastas de pelo que incluso le impedían caminar. El dueño del animal es un hombre de 82 años que se ha trasladado a un hogar de ancianos debido al Alzheimer que padece.

Un refugio de animales de Pennsilvania, en Estados Unidos, ha compartido unas fotografías de un gato que han impactado a la red. El animal, abandonado durante años por su dueño con Alzheimer, estaba cubierto de enormes 'rastas' de pelo, que incluso le impedían caminar.
"Este pobre gato fue traído a nuestra clínica después de que su propietario, de avanzada edad, tuviera que trasladarse a un hogar de ancianos. Tenía enormes rastas de pelo, consecuencia de que había sido descuidado durante años", señaló el refugio en Facebook. "Nuestro equipo médico afeitó el pelo entrelazado de su cuerpo, y ahora, el gato se siente mucho mejor. El animal, de nombre Hidey, va a ser cuidado por un pariente lejano de su anterior propietario, y finalmente tendrá la oportunidad de tener una feliz y saludable vida".
El dueño del animal, de 82 años, se había trasladado a un hogar de ancianos debido al Alzheimer que padece. Un pariente suyo, Pablo Russel, se acordó de que tenía un gato, al que decidieron alimentar y cuidar hasta que tomaran una decisión sobre que iban a hacer con él. "Entonces, alguien mencionó que tenía un segundo gato. Empecé a buscar, y me encontré a una enorme criatura debajo de la cama", señaló Russel a El Dodo.
"Al principio pensé que era un gato que tenía una manta que le cubría. Pero no, se escondió en una esquina de la despensa. Allí estaba con una linterna, como si fuera una película de terror. Estaba muy asustado, y seguramente sentía un montón de dolor", relató Russel.
El gato está ahora viviendo en casa de Russel y su esposa, Jill. El refugio escribió que "los nuevos propietarios de Hidey nos han dicho que se escondía debajo de la cama en su nuevo hogar al principio, pero que ahora ya duerme sobre una cama para gatos".
El personal del centro no había visto nada igual, según señalan desde su página. "Hidey tenía sobrepeso, por lo que hacía que fuera más difícil que se aseara solo", señalaron fuentes del refugio.
Rescatan a un gato con enormes \