Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Adolescentes pierde un dedo en una fiesta rave y sigue bailando

Adolescente pierde un dedo en una fiesta rave y sigue bailandoInstagram

Un joven de 16 años permaneció bailando en una fiesta rave ilegal en Reino Unido tras cortarse accidentalmente un dedo de la mano. Además, el juerguista no dudó en subir una foto a Instagram con su mano vendada y un cigarrillo entre los dedos que le quedan. Sorprendentemente, Josh estaba sobrio en el momento de la lesión.

En una entrevista con Vice citada por The Independent, el joven explicaba que bajó a la pista a bailar, pero empezó a sonar la alarma de incendios y la gente empezó a gritar. "Estaba completamente sobrio. Me levanté de un salto y mi meñique quedó atrapado en el cajón porque estaba todo roto". Fue en ese momento cuando el dedo se le arrancó de la mano.
"Me miré la mano y el dedo meñique se había ido mientras el hueso sobresalía Es una sensación muy extraña, un segundo estoy bien y el dedo meñique está ahí, y al segundo siguiente se ha ido”, explica Josh. A pesar del dolor, el adolescente se rasgó la camiseta, la envolvió alrededor del muñón y siguió bailando durante una media hora. 
Explica que pensaba "sólo he estado aquí una hora, he pagado 10 libras por esta noche, he perdido mi dedo meñique… ¿en serio me voy a ir? no, yo voy a seguir hasta que no pueda más. Después de eso, mi amigo me arrastró hasta los paramédicos". 
El muchacho les pidió que se la vendaran para poder volver a bailar, pero los paramédicos le dijeron que tenía que ir al hospital inmediatamente. A pesar de perder un dedo, Josh quería seguir en la rave: "¿Qué puedes hacer? Hay chicas guapas a tu alrededor, el bajo suena fuerte, la música sigue sonando. No quería ser al que le falta el pulgar o el del meñique dolorido. Estaba en plan ‘que se jodan, démosle caña y disfrutemos".  Sus amigos le contaron después que un "montón de drogadictos habían encontrado el meñique y estaban jugando a la pelota con él".