Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Conoce 'El Reino de las Personas Pequeñas', un lugar donde solo conviven enanos

Conoce 'El Reino de las Personas Pequeñas', un lugar donde solo viven enanosInformativos Telecinco

Cercano al centro urbano de Kumming (China), se encuentra uno de los reinos más peculiares del mundo, 'El Reino de las Personas Pequeñas'. Todos sus habitantes a duras penas alcanzan los 130 centímetros. Fue creado en el año 2009, con el fin de crear una nueva fuente de empleo para estas personas que siguen sufriendo un importante rechazo social.

El Reino se encuentra en una zona montañosa, cuya civilización habitan perfectamente organizados. Un servicio de bomberos, un cuerpo de policía que vela por la seguridad de los ciudadanos, e incluso un parlamento con un líder electo democráticamente conforman esta aldea, tal y como publica BBC Mundo.
Además de ser refugio de estos singulares ciudadanos, es un gran reclamo turístico. Por ello un grupo de guías y animadores reciben cada día a centenares de grupos de visitantes.
Las infraestructuras del 'Reino de las Personas Pequeñas' no tienen nada que ver a las del centro urbano de Kumming. Sus habitantes residen en pequeñas casitas de plástico, cual película de fantasía, por las que cada mañana descienden para exponerse con una sonrisa a los miles de flashes de los turistas. Pero que no engañe la fachada en forma de hongo, ellos no viven ahí, sino en habitaciones totalmente acondicionadas y que gozan de calefacción.
Todo en el Reino es diminuto, incluso los perros, que casualmente, solo se dejan ver chihuahuas y papillons encima de las carrozas de los desfiles. La mayoría de turístas son chinos, que intentan fotografiar situaciones inusuales en otras civilizaciones. Un ‘Speaker’ camina con su inseparable micrófono, informando de todos los eventos del día.
Los residentes conviven felices y relajados en todo momento, cosa que no puede presumir muchas ciudades asiáticas. Incluso muchos de ellos han encontrado el amor, tarea casi imposible en sus anteriores residencias. Cada noche, despiden a los visitantes con un espectáculo cargado de humor y malabares, y estos los agradecen con risas y aplausos.
'El Reino de las Personas Pequeñas' es el refugio ideal para aquellos que fueron objetos de burlas por su complexión física, y también un lugar irrepetible de visitar.