Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reducido un hombre que sembró el pánico con un hacha en la mano

Tres policías encañonan a un hombre que lleva un hacha en la mano. Le piden que deje el arma y él se niega. Les increpa hasta les amenaza con el dedo, esconde el hacha bajo el brazo y sigue paseando por las calles de Las Palmas tan tranquilo. Es un testigo quien les avisa de que un individuo minutos antes había reventado con el hacha de un golpe la ventanilla de un coche  intentando atacar al hombre que estaba dentro.  Por suerte pudo huir. Ya le tienen prácticamente acorralado, intentan calmarle. Él sigue su camino. Los policías aprovechan el  descuido para acercarse rápidamente por su espalda y arrebatarle el arma. Finalmente es reducido y esposado y detenido.  El hombre que sufrió un brote de esquizofrenia paranoide está ingresado un psiquiátrico bajo custodia policial.