Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rechazan a su hijo en el colegio porque está casado con un hombre

Iván y su marido querían una educación bilingüe y laica para su hijo. El colegio rechazó al niño por falta de plazas. Sospechando que se trataba de un caso discriminación, Iván fue personalmente a matricular a su hijo sin decir que estaba casado con un hombre y salió del centro sevillano pensando que el niño estaba admitido. A los dos días le llamaron para decirle que las plazas estaban comprometidas. Dos años después, un juez ha imputado al director del colegio y a la responsable de admisiones por un delito de contra los derechos fundamentales y las libertades públicas penado con entre uno y tres años de prisión. El centro, privado, puede reservarse el derecho de admisión pero no rechazar a un niño por la orientación sexual de sus padres. El colegio guarda silencio. Habrá que esperar al juicio para saber di incurrieron en un delito.