Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reabierta la carretera N-113, cerrada por el desbordamiento del Ebro

La carretera N-113 (Pamplona-Madrid), que permanecía cerrada a la circulación entre los puntos kilométricos 75 y 77, en Castejón a causa del desbordamiento del río Ebro, ha sido reabierta al bajar el nivel del agua embalsada en el lugar.

Se recupera así la normalidad en la red principal de carreteras de Navarra tras el temporal de lluvia y nieve, que mantiene cerrados este domingo cinco puertos en la secundaria siendo además necesario el uso de cadenas en otro.
En cualquier caso, y debido al elevado riesgo de formación de planchas de hielo sobre la calzada a causa de las bajas temperaturas, se recomienda a los conductores que extremen la precaución y que, en el caso de salir a la carretera y hacerlo en vehículo privado, se consulte el estado de las mismas antes de iniciar el viaje, tanto en el portal de internet del Gobierno de Navarra, como en el teléfono 848-42 35 00.
Según ha informado el Ejecutivo foral en un comunicado, durante la pasada noche no se han registrado incidencias ni accidentes de importancia en la red de carreteras de Navarra.
Los pronósticos meteorológicos no prevén precipitaciones salvo en la Vertiente Cantábrica, Pirineos y sierras occidentales, donde pueden producirse nevadas débiles, ocasionales y aisladas en la vertiente cantábrica en cualquier cota. Persiste el riesgo de heladas generalizadas con vientos fuertes, con rachas de entre 70 y 90 km/h en el sureste y zonas altas del Pirineo.