Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafa se negó a dejar de soñar a pesar de ir en silla de ruedas

La enfermedad que sufre Rafa le impidió realizar uno de sus sueños, ser deportista, pero a pesar de ello sigue soñando y ahora quiere ser periodista deportivo. Consuelo, una madre coraje, dejó hace tres años su trabajo para poder acompañar todos los días a su hijo a la facultad de periodismo.

La enfermedad que sufre se llama distrofia muscular de Duchenne y es degenerativa, con una esperanza de vida de 30 años, le impide que su cuerpo obedezca a su cerebro.