Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Radicales golpean a un matrimonio en Bilbao por recriminarles cuando realizaban pintadas

Imagen de la calle Belosticalle, lugar donde ha tenido una pareja ha sido agredida por varios radicalestelecinco.es

Un matrimonio, que se encontraba en compañía de su hija, ha resultado agredido este sábado en el Casco Viejo de Bilbao por un grupo de radicales a los que habían "recriminado por ensuciar las fachadas de esa zona con carteles y pintadas".

Según han informado el Departamento de Seguridad y el Ayuntamiento de Bilbao, el suceso se ha producido alrededor de las 11.00 horas en la calle Belosticalle de la capital vizcaína.
En ese momento, un matrimonio que salía de un portal se ha encontrado con que varias personas estaban realizando pintadas en la fachada, actitud que les han recriminado. Como respuesta, uno de los individuos ha propinado un puñetazo en la cara al vecino de la zona.
El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha expresado su repulsa "más absoluta" por la agresión. A través de una red social, Urkullu ha expresado su repulsa ante esta agresión "pensando en la juventud". "Este tipo de actitudes nada tienen que ver con el sentir de la inmensa mayoría de la sociedad y, sobre todo, de la juventud vasca. Una sociedad y una juventud que creen y defienden los valores de la paz, el respeto y la convivencia", ha indicado.
Además, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha condenado también enérgicamente la agresión y ha mostrado su "absoluta repulsa a esos energúmenos que, faltando al respeto de estos dos vecinos del Casco Viejo, han sido cobardemente capaces de agredirles".
El primer edil ha mostrado su "cercanía y solidaridad" con la familia agredida y ha subrayado que la Policía Municipal ya está trabajando para identificar a los agresores.
"En Bilbao sobran estas actitudes que creíamos ya olvidadas, y sobran quienes las llevan a cabo. El respeto, la educación y las conductas cívicas deben prevalecer frente a estos salva patrias que no hacen más que molestar, violentar y fastidiar a una ciudad y una ciudadanía que solo quiere vivir tranquila y en paz", ha afirmado.