Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Médicos del Mundo: Quitar la sanidad a 'sin papeles' causará problemas

Inmigrantes en EspañaEFE

La organización advierte de que "incremetará los costes" del sistema de salud

Médicos del Mundo asegura que retirar la tarjeta sanitaria a los inmigrantes en situación irregular provocará "problemas de salud pública" y no sólo "no supondrá ningún ahorro" sino que "incrementará los costes" del sistema de salud, al elevar el número de atenciones en urgencias y, por tanto, las hospitalizaciones.
Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press la secretaria de la Junta directiva de la organización humanitaria, Pilar García Rotellar, para quien la intención del Gobierno de reformar la Ley de Extranjería a fin de evitar que el empadronamiento sea requisito suficiente para gozar de asistencia sanitaria completa en España "vulnera cualquier derecho humano a la salud".
En su opinión, esta medida "va a provocar efectos secundarios en la población residente legal" ya que "los grupos a los que se dificulte el acceso a la atención primaria van a contraer enfermedades y las van a propagar", algo que se evita "facilitando la prevención". García Rotellar pone como ejemplo que España es uno de los países ricos con mayor prevalencia de tuberculosis por esa población vulnerable que no acude en busca de tratamiento.
Por otra parte, considera que limitar a urgencias la atención de estas personas va a suponer "excesivos costes y el bloqueo de estos servicios", donde la atención por paciente es más cara y desde donde se produce un mayor índice de hospitalización.
García Rotellar afirma que esta medida se apoya en "puntos de partida que son falsos", ya que "cualquier entidad sanitaria dispone de informes que demuestran que la población inmigrante en ningún caso consume más atención sanitaria que la población residente española", como prueba que "sólo el cinco por ciento" de los extranjeros que viven en España son usuarios de la Atención Primaria.
La experta recuerda que los inmigrantes "son personas dedicadas a tener una actividad económica para mantener a sus familias, no están acostumbrados a ir tanto al médico", e incide en que mientras el 57,7 por ciento de los españoles utilizaron su centro de salud el año pasado, "sólo el 12 por ciento de los inmigrantes" lo hicieron conforme los datos oficiales que maneja Médicos del Mundo.  
"Los datos de toda España son así. Se está utilizando políticamente y con un fin muy sesgado a la inmigración para decir que a través de la reducción de sus costes sanitarios se van a reducir los generales, pero eso no es así ni va a ser verdad nunca", ha asegurado, para incidir en que "es muy sesgado decir que va a ser un ahorro", entre otras cosas, porque aunque se trate de personas que no están trabajando en la economía reglada, pagan impuestos indirectos en España "como todos los ciudadanos".
En cuanto a la necesidad de luchar contra el turismo sanitario que ha alegado el Gobierno para anunciar esta medida, la experta considera que se trata de un "falso mito" en este caso porque "no son precisamente los subsaharianos ni los latinoamericanos o los de Europa del Este" quienes practican esta actividad, y sí son ellos precisamente quienes registran mayores tasas de irregularidad administrativa en España.