Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Quieres vivir hasta los 500 años?

Manipulaciones genéticas permiten alargar la vida de los gusanosInformativos Telecinco / Agencias

Investigadores del Instituto Buck para la Investigación del Envejecimiento, en California, señalaron que han conseguido ampliar la vida activa de los diminutos Caenorhabditis elegans en un equivalente humano a 400 o 500 años. Ahora se plantean, con estos resultados, realizar las mismas prácticas con ratones, con el objetivo de conseguir resultados para los humanos, con la posibilidad de obtener tratamientos de antienvejecimiento.

Un artículo publicado en la revista científica 'Cell Reports' alude a que "los nematodos viven varias semanas, pero mediante la combinación de dos mutaciones genéticas que inhiben moléculas clave que participan en la señalización de la insulina y la señalización de nutrientes vimos una prolongación de su longevidad en cinco veces", según aseguró el biólogo Pankaj Kapahi, quien lideró el estudio.

Anteriormente otros experimentos de mutaciones genéticas por separado en los Caenorhabditis elegans ya dieron como resultado una prolongación de su longevidad, aunque no tuvieron los mismos efectos que los obtenidos por el equipo de Kapahi al combinar las dos variaciones. Las mutaciones en TOR por lo general dan como resultado un incremento del 30 por ciento de la vida activa; las mutaciones en IIS suelen duplicar la esperanza de vida. Sumando los dos se esperaba llegar a conseguir una prolongación de la longevidad en un 130 por ciento, pero el efecto combinado ha resultado ser mucho mayor.

"Las dos mutaciones desataron una retroalimentación positiva en los tejidos específicos que prolongan la vida", dijo Kapahi, quien agregó que ahora pretenden realizar experimentos similares en ratones para determinar si la sinergia funciona en los mamíferos. Si bien podría llevar años de investigación prolongar considerablemente la longevidad de los seres humanos, el estudio plantea la posibilidad de tratamientos antienvejecimiento a base de interconexiones genéticas", concluyó el doctor.