Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont pide a niños y jóvenes sumar su mirada para un "nuevo país" y leyes trascendentes

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido a niños y adolescentes del Consell Nacional de la Infància i la Joventut (CNIAC) aportar su mirada para enriquecer la construcción de un "nuevo país" y para redactar y aprobar leyes trascendentes como la del cambio climático.
En una recepción al CNIAC en la Generalitat con la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Dolors Bassa, Puigdemont ha destacado la necesidad de "enriquecer la mirada de decisiones con vocación de trascendencia", y ha pedido a los niños que levanten el dedo para decir lo que piensan.
"Cuando sintáis que no se os tiene en cuenta, decidlo", ha espetado el presidente, que ha pedido tratar a los niños y jóvenes no solo como consumidores y electores potenciales, sino como ciudadanos de pleno derecho.
"Estáis considerados como consumidores en las decisiones que toman las grandes empresas y marcan el futuro sobre todo de la industria del entretenimiento. ¿Por qué no debéis ser considerados como ciudadanos?", ha comentado.
La vicepresidenta del CNIAC, Kelin Anaya, le ha pedido que recuerde a todos los ayuntamientos catalanes la necesidad de tener un consejo de niños y adolescentes para que en todos los municipios se pueda escuchar su voz.
El consejo es un órgano colegiado, consultivo y de participación formado por 46 niños y jóvenes de 8 a 17 años, y en el encuentro con Puigdemont han entregado al presidente un manifiesto por el Día de los Derechos de los Niños, el 20 de noviembre.
MANIFIESTO
El manifiesto pone énfasis en la promoción y apoyo de derechos como una educación de calidad, la participación activa en la vida social, cultural y política, el derecho a una familia y el derecho a una vida digna y entorno saludable.
También pide fomentar la creación de consejos de carácter local, y es en este sentido que Puigdemont se ha comprometido a promover esta petición entre los alcaldes, tratándose de una "buena experiencia" y una forma para que las localidades contribuyan a pensar el futuro de Cataluña.