Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Puigdemont sitúa la independencia como herramienta clave para luchar contra la pobreza

Asegura que el "déficit fiscal" es el gran freno a la cohesión social y el progreso
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido este miércoles que la independencia de Catalunya es la herramienta clave para "poder dar respuesta a las necesidades más básicas, para conseguir una sociedad más cohesionada y para un mejor reparto de la riqueza".
Lo ha dicho en una comparecencia ante el pleno del Parlament para rendir cuentas de lo que ha hecho el Govern hasta ahora para cumplir con las medidas que le encargó la Cámara en el pleno sobre la pobreza de marzo de 2016.
Puigdemont ha defendido que Cataluña genera los suficientes recursos para mejorar su Estado de Bienestar hasta los mejores niveles europeos, pero el problema es un déficit fiscal por el cual un 8% de su riqueza "se va y no vuelve".
INDICADORES
Ha repasado varios indicadores para defender la labor del Govern para combatir la pobreza; el principal, que el Presupuesto de la Generalitat vigente dedica un 75% a políticas sociales, incluidas la sanidad y la educación.
Puigdemont afirma que para que el Estado de Bienestar catalán pueda ser más potente se necesitarían 5.300 millones adicionales en salud; 5.000 para enseñanza y 1.100 millones para políticas sociales, y concluye que estos recursos podrían obtenerse del déficit fiscal que tiene respecto a lo que aporta y luego recibe del Estado.
"El déficit fiscal impide que la capacidad productiva de Cataluña mejore el reparto de la riqueza y es un freno a la cohesión social. El déficit fiscal es un déficit social", según el presidente, que acusa al Estado de no querer mejorar la situación financiera de Cataluña.
Citando un estudio de la CE, ha asegurado que Cataluña es la región número 68 sobre 272 de toda Europa en cuanto a PIB per cápita, y es la 163 de 272 en progreso social, y la conclusión a la que llega es que el responsable es el déficit fiscal.
POLÍTICAS
Puigdemont también ha reivindicado algunas políticas de la Generalitat dentro de sus competencias autonómicas, como recaudar 18,5 millones de euros con un impuesto a las viviendas vacías y aumentar los recursos para vivienda de los 50 millones de 2012 a los 109 del actual presupuesto.
Ha afirmado que su voluntad es atacar la "raíz del problema" en cuanto a la pobreza y la cohesión social, y que por eso JxSí se presentó a las pasadas elecciones con la propuesta de un Estado propio y con un programa que hizo inseparable el proyecto soberanista de la mejora en las políticas sociales.
"Vivir mejor es el objetivo principal de disponer de las herramientas de un Estado. Para vivir mejor necesitamos un Estado, un país más justo", y ha reiterado que las pensiones en una Cataluña independiente estarían garantizadas.