Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional sin fianza para el cura de Borja por apropiación indebida y abuso sexual

Momento de la detención del cura de BorjaEFE

Pasada la media noche, la jueza ha enviado a prisión sin fianza a Florencio, el cura de Borja, acusado de apropiación indebida de 210.000 euros y de otro delito de abuso sexual. El cura ha declarado por segunda vez ante la jueza, que ha decidido dejar en libertad provisional a los otros cinco imputados. La parroquia de Borja adquirió fama internacional tras los retoques que una vecina pintora local hizo al Eccehomo, que se exhibe en una iglesia del pueblo.

Así, Florencio, que cuenta con el apoyo de la mayoría de vecinos de Borja, ha ido directamente de los juzgados a la cárcel de Zuera. La decisión de la jueza responde a la petición del ministerio fiscal después de que Florencio se sometiera a un cara a cara con el resto de imputados, todos en libertad con cargos.
Para el fiscal las explicaciones del cura de la supuesta desviación de dinero han sido “inconsistentes” y ha pedido su ingreso en prisión ante la posibilidad de que oculte o destruya pruebas. El fiscal también ha pedido la declaración como testigo del obispo de Tarazona, Eusebio Hernández Sola.
La investigación de la Guardia Civil en la operación espino pone de relieve que los ingresos en las cuentas de los imputados coinciden con las cantidades extraídas de las cuentas de la Iglesia. Además, una parte del dinero de la Fundación Sancti Spiritus, que gestiona los fondos que genera el Ecce Homo que habría ido a parar a las cuentas de la parroquia que luego habrían sido desfalcadas.