Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión provisional para una anarquista detenida en Vigo por tenencia ilícita de armas

La mujer fue apresada en un operativo en el que se intervinieron varias armas de fuego y en el que también fue detenido un hombre
Un juzgado ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para una mujer detenida en Vigo por la Guardia Civil en el marco de un operativo desarrollado contra dos conocidos anarquistas que tuvo lugar en Pontevedra y en el que también fue detenido un hombre, que fue puesto en libertad.
Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, la causa se sigue por tenencia ilícita de armas y las diligencias están declaradas secretas.
Durante el operativo, el Instituto Armado se incautó de varias armas de fuego, lo que el cuerpo cree que ha permitido "desbaratar los planes que habían elaborado" los dos detenidos "para llevar a cabo diferentes acciones delictivas contra objetivos del ideario anarquista".
En el marco de la 'Operación Buyo', a lo largo del día 24 de enero, efectivos del Servicio de Información de la Guardia Civil, con apoyo del Grupo de Reserva y Seguridad Nº7 de Pontevedra, y del Servicio Cinológico, realizaron un despliegue en la ciudad de Vigo y la localidad de Torroso, en el municipio de Mos, para proceder a la detención de dos personas, M.O.M. y G.P.S, vinculadas al entorno anarquista.
Durante los registros practicados se incautaron de ocho armas de fuego, seis de ellas pistolas detonadoras transformadas con el cañón libre para hacer fuego real, 200 cartuchos metálicos de diferentes calibres, casi 3.000 euros y abundante documentación para su posterior análisis por parte de especialistas del Instituto Armado.
La investigación se inició a raíz del estudio de la documentación intervenida durante la explotación de la 'Operación Vulpes', desarrollada el pasado año por la Jefatura de Información contra varías redes de tráfico de armas y municiones, detectando vinculaciones con una de las personas ahora detenidas.
En este tipo de operaciones los detenidos adquieren masivamente en países del Este de Europa armas detonadoras que manipulan para convertirlas en armas totalmente operativas que podían efectuar fuego real y disparar munición con proyectil. "Armas y municiones éstas con las que en algunos de los casos posteriormente traficaban", según fuentes de la investigación.
ENTORNO ANARQUISTA
En este caso, la investigación permitió detectar que personas pertenecientes al entorno anarquista "estaban utilizando estos canales para adquirir armas detonadoras y transformarlas ellos mismos para efectuar fuego real", además de "fabricar artesanalmente su propia munición, para lo que poseían los conocimientos y las herramientas necesarias".
Por otra parte, de los datos recabados en la investigación, se considera que uno de los detenidos, miembro histórico del movimiento anarquista, "intentaba dinamizar la creación de una célula para la comisión de ilícitos penales".
En concreto, en su domicilio se detectaron "vestigios de la realización de prácticas de tiro como parte del entrenamiento para realizar acciones armadas".