Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El príncipe Guillermo, destinado a Las Malvinas como piloto de rescate

Los Duques Cambridgecuatro.com

Deberá regresar a Reino Unido para participar en  la celebración del sexagésimo aniversario de la llegada al trono de la Reina Isabel

El príncipe Guillermo estará en 2012 seis semanas desplegado en las Islas Malvinas, cuya soberanía se disputan Reino Unido y Argentina, como piloto del servicio de Salvamento y Rescate de la Real Fuerza Aérea británica (RAF), según ha confirmado el Ministerio de Defensa británico.
Un año después de su boda con Kate Middleton, el duque de Cambridge pasará seis semanas destacado en una solitaria base en las islas Malvinas, en unas instalaciones con los medios básicos de supervivencia, según la cadena de televisión británica BBC.
Como militar de carrera, el príncipe Guillermo atrajo la atención de millones de personas en todo el mundo cuando en septiembre del año pasado superó las pruebas de aptitud aeronáutica como piloto del servicio de salvamento y rescate.
Tras obtener la certificación, el primogénito de la princesa Diana ha estado pilotando helicóptero especializado en rescate modelo Sea King en la Base de la RAF en Anglesey, en Gales.
El tío de Guillermo, el príncipe Andrés, duque de York fue el encargado precisamente de inaugurar la base desde la que pilotará su helicóptero.
El príncipe deberá regresar a Reino Unido con tiempo suficiente para participar en los preparativos de la celebración del sexagésimo aniversario de la llegada al trono de la Reina Isabel, que se celebrará en junio de 2012.
Sin duda, el despliegue del príncipe Guillermo será un tema polémico al ser las islas Malvinas un territorio en disputa entre Reino Unido y Argentina, que se enfrentaron hace treinta años en una guerra en la que murieron 600 militares sudamericanos y 255 británicos. Desde entonces, Reino Unido ha mantenido el control sobre este archipiélago situado en el sur del océano Atlántico y al que define con el nombre de islas Falklands.